miércoles. 10.08.2022

El Bierzo se queda sin trenes

La comarca ha perdido tres de los cuatro enlaces de larga distancia suspendidos en la pandemia

El Estrella de Galicia, el Arco Camino de Santiago usado por los peregrinos y el que partía de Ferrol y Vigo a Madrid siguen sin reanudarse

                      Un tren Alvia circulando por la estación de Bembibre en sentido hacia Ponferrada. L. DE LA MATA
Un tren Alvia circulando por la estación de Bembibre en sentido hacia Ponferrada. L. DE LA MATA

Le llaman el ‘tren pulpo’ porque a lo largo de su recorrido desde Galicia a Barcelona tiene enlaces con Lugo en Monforte de Lemos, con Vigo en Orense, con Asturias en León, con Salamanca en Burgos y con Bilbao y con Irún en Miranda de Ebro y es el único de los cuatro convoyes de larga distancia de Renfe suspendidos por la pandemia que todavía circula y hace escala en la estación de Ponferrada. De los otros tres; el Estrella de Galicia que atravesaba todo el norte hasta Barcelona, el Arco Camino de Santiago —favorito de los peregrinos que regresaban a sus casas tras ganar el Jubileo— y el que partía alternativamente de Ferrol y Vigo con destino a Madrid, nada se sabe.

La única esperanza de los usuarios de los tres largas distancia con escala en Ponferrada es que la compañía pública Renfe acabe empleando trenes Avril en las líneas de alta velocidad y los Talgo Alvia que ahora tiran de los convoyes que circulan a Galicia por Zamora —las frecuencias han pasado de seis diarias por sentido a diez diarias— queden liberados y listos para que la empresas los use en otros servicios que puedan reanudarse.

El tren Estrella de Galicia que unía La Coruña y Vigo con Barcelona en un viaje nocturno con coches cama y que hacía una parada en Ponferrada exactamente a las 22.22 horas, realizó su último viaje el 15 de marzo de 2020. Y desde entonces no ha vuelto a circular. Dos convoyes salían de forma simultánea y en torno a las seis de la tarde de las dos ciudades gallegas para unirse en uno solo en Monforte de Lemos. Se trata de un tren que más de una vez se llenaba del todo en su parada en Ponferrada y que a partir de Zaragoza circulaba por la línea del AVE para llegar a Barcelona a primera hora de la mañana.

Otro tren que echan de menos en el Bierzo y sobre todo los peregrinos que regresaban a casa después de ganar el Jubileo es el Arco Camino de Santiago que unía La Coruña y Santiago de Compostela, por un lado, y Vigo por otro —unificados los dos convoyes desde Orense— con el País Vasco. Un tren que partía a primera hora de la mañana y hacía escala en Ponferrada sobre las 13.30 horas. El convoy de vuelta desde Irún paraba en la capital berciana sobre las 15.30 horas. El Arco Camino de Santiago era el favorito de muchos peregrinos en su viaje de vuelta. A principios de marzo de 2020, Renfe se desprendió de sus vagones convencionales y los sustituyó por Talgo diurno. Pero solo estuvieron operativos dos semanas hasta la llegada del confinamiento. Normalizada la pandemia, tampoco ha vuelto a reanudarse el servicio.

El tercer tren de larga distancia que el Bierzo ha perdido después de la pandemia es el que salía de forma simultánea desde Ferrol, por un lado, y desde Vigo por otro, con destino final en Madrid. El tren partía a última hora de la tarde, en Monforte de Lemos se unían los dos convoyes en torno a la medianoche y a las dos de la madrugada tenía fijada una parada en Ponferrada para llegar a Madrid temprano, de nuevo con vagones Talgo equipados con departamentos con camas separadas.

A diferencia de los trenes de media distancia, que por tratarse de un servicio público de la compañía Renfe reciben fondos del Gobierno y prestarán servicio gratis, la normativa europea tiene prohibido subvencionar los desplazamientos de los trenes de larga distancia. Algo que contrasta con el trato que recibe un competidor como es el avión. Los vuelos domésticos sí reciben ayudas.

Con el derrumbe del viaducto de la Autovía del Noroeste, los retrasos en la construcción de la autovía A-76 a Orense, y los problemas que genera para el transporte de grandes convoyes mercancías el trazado en lazo de las vías en el puerto de Manzanal, la suspensión de los trenes de larga distancia ahonda en la sensación de aislamiento de los bercianos.

El Bierzo se queda sin trenes