viernes 3/12/21
                      DL28P15F2-11-55-47-7.jpg
DL28P15F2-11-55-47-7.jpg

La integración del Ayuntamiento de Borrenes en el futuro Consorcio Turístico de Las Médulas está en el aire. Así lo adelantó ayer el alcalde, Eduardo Prada, que someterá a votación la continuidad del municipio en el proceso para crear una entidad que unifique la gestión del paraje en un Pleno que ha convocado para el próximo jueves 4 de noviembre, un día antes de la fecha que baraja la Junta de Castilla y León para firmar el protocolo previo a la creación del nuevo organismo supramunicipoal. Prada insistió ayer en que el Ayuntamiento de Priaranza del Bierzo y el Instituto de Estudios Bercianos, incluidos como miembros del Consorcio en el protocolo previo a la constitución de la entidad y en el borrador de estatutos, «no forman parte de Las Médulas» y no debería decidir sobre su gestión turística.

El regidor se quejó, de nuevo, del escaso peso que se concede a las seis juntas vecinales del paraje —las de San Juan de Paluezas, Borrenes y Orellán, en el municipio de Borrenes, las de Carucedo y Las Médulas, en el muncipio de Carucedo, y la de Yeres, en el Ayuntamiento de Puente Domingo Flórez— que solo tendrán un representante conjunto, afirmó, en la comisión de seguimiento que debe decidir la votación de los estatutos y el procedimiento para seleccionar al futuro gerente del Consorcio Turístico. Prada adelantó que los tres pedáneos de su municipio también estará presentes en la sesión plenaria del día 4 para que tengan voz a al hora de decidir si Borrenes se suma al proceso para constituir el Consorcio y o se aparta.

Ya en su día, Borrenes cuestionó a la Fundación Las Médulas y trató de impedir la llegada al municipio de los autobuses del fallido Plan Itermédulas de movilidad con señalización que limitaba su acceso, en desacuerdo con la decisión de cobrar a los turistas por acceder a Las Médulas únicamente en las lanzaderas o pagando el precio del billete si lo hacían en automóvil, lo que también llevó a protestar a los hosteleros. Prada ya había asegurado esta semana que la decisión de cobrar una entrada para acceder a Las Médulas debía debatirse en profundidad y antes de pedir dinero a los turistas habría que planificar inversiones para ofrecerles más aparcamientos, además de internet para Orellán y resolver el saneamiento y la depuración de las aguas de Borrenes y Carucedo.

«No tengo nada contra Priaranza y el Instituto de Estudios Bercianos (IEB), pero no debería decidir lo que hacemos en Las Médulas», afirmó Prada. El alcalde también lamentó las incógnitas que abre un protocolo «no vinculante» que establece que los ayuntamientos deberán poner a disposición del Consorcio lo que necesite. «Empezamos mal», afirmó ayer.

Borrenes someterá a Pleno quedarse fuera del Consorcio de Las Médulas