domingo 24/1/21
Sector en la cuerda floja

Caravana fúnebre de coches en favor de la hostelería

Una comitiva con unos 400 vehículos recorrió ayer la comarca para pedir ayudas inmediatas para salvar al sector frente al cierre obligado
La protesta comenzó a las diez y media de la mañana y terminó pasadas las dos de la tarde. L. DE LA MATA
La protesta comenzó a las diez y media de la mañana y terminó pasadas las dos de la tarde. L. DE LA MATA

Una funeraria Lincoln con un ataúd dentro, con una corona de flores blancas y amarillas en el exterior, abría ayer en Ponferrada la caravana de vehículos en defensa del sector de la hostelería. La comitiva partía de las inmediaciones del estadio de fútbol del Toralín y los más de 400 coches particulares, camiones y furgonetas de proveedores de bares, cafeterías y restaurantes dibujaron una hilera kilométrica de protesta. Un gran cartelón, a modo de necrológica, abría el cortejo de manifestantes, en el que se leía lo siguiente: «Doña Hostelería, la mataron en España el 15 de marzo de 2020 D.E.P.. Sus hijos, ocio nocturno, hospedaje, camareros, proveedores, clientes, amigos y demás familia ruegan hagan mucho ruido en su memoria. Lloraremos su pérdida».

La larga hilera de vehículos salió de Ponferrada por el Puente del Centenario, atravesó la zona del Campus y se dirigió a Bembibre por la autovía del Noroeste. Desde allí regresaron por la A-6 hasta llegar a Villafranca del Bierzo y desde aquí tomaron la carretera secundaria hacia Cacabelos, Carracedelo y Camponaraya para terminar de nuevo frente al estadio del Toralín. Ya en Ponferrada, dejaron los coches y se manifestaron a pie por las calles hasta llegar frente a la delegación de la Junta.

También a pie
Al terminar el recorrido los manifestantes dejaron un ataúd simbólico delante de la Junta

El portavoz de los hosteleros Mundi Martín, agradeció la gran acogida de manifestantes por un sector que consideran está pagando culpas que no le corresponden de una pandemia. «Nosotros lo que queremos son las ayudas directas. Si hay que cerrar por sanidad, cerramos, pero si se hace ese cierre que prevengan el tema de las ayudas. Lo que no podemos es seguir así. No sólo son nuestros negocios, son nuestras casas, nuestras familias y trabajadores que necesitan trabajar», declaró Martín. El representante hostelero señaló que cuando vuelvan a poder abrir de nuevo quieren que no se apliquen restricciones, «en el sentido de que vamos a cumplir las normativas, pero sin restricciones del 30% en terrazas». «Sólo pedimos que nos dejen trabajar ya que somos conscientes y queremos hacer las cosas bien», zanja. Considera Martín que la hostelería cumple con la separación de mesas y demás prescripciones, «como lo hemos hecho todo el año», añadió.

La protesta terminó después de más de tres horas de caravana de coches y a pie pasadas las dos de la tarde frente a la sede de la Junta de Castilla y León en Ponferrada. Allí descargaron el ataúd simbólico que representaba la muerte de la hostelería y lo depositaron frente a la Administración leyendo un manifiesto.

DL27P17F2-17-31-41-8
Tras dejar los coches se manifestaron a pie ante la Junta. L. DE LA MATA

Caravana fúnebre de coches en favor de la hostelería
Comentarios