lunes. 27.06.2022
                      La central de calor de Compostilla, ayer. ANA F. BARREDO
La central de calor de Compostilla, ayer. ANA F. BARREDO

La central de calor del barrio de Compostilla se encuentra en fase de pruebas. Después de aclararse las disputas en los juzgados, esta infraestructura, costeada por la Junta con un montante de 3,3 millones y acabada hace dos años, comienza su andadura.

Durante dos semanas, según el concejal de Medio Ambiente, Pedro Fernández, estará en esta situación para comprobar cómo va su funcionamiento, aunque falta la autorización para utilizar sus tuberías, por lo que no podrá iniciar su actividad después. «Es un arranque y calentamiento de cámara de combustión para que fragüe», explicó ayer el edil.

Ahora sale vapor de agua por sus chimeneas y se estudian las emisiones que produce, por parte de los técnicos, pero no quema pellet, como hará después, cuando se espera que produzca unos 25.000 Mw al año.

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, firmó en enero la licencia ambiental de la red de calor que promueve Somacyl en el barrio de Compostilla, donde este proyecto impulsado por la Junta de Castilla y León tiene una amplia contestación vecinal.

La central de calor de Compostilla empieza a funcionar en fase de pruebas
Comentarios