lunes 23/5/22

Los bomberos trabajan para retirar los escombros tras una penosa jornada

El único inquilino del edificio, que iba a ser desalojado, se entrega a la Policía

Los bomberos de Ponferrada comenzaban a retirar a primera hora de la tarde de ayer los escombros que cayeron de madrugada sobre dos coches aparcados a la altura del número 21 de la calle Alcón tras la explosión de una bombona de gas y posterior incendio del inmueble.

El suceso, según fuentes de los bomberos, estuvo provocado por el único inquilino del edificio, un hombre de 36 años que se entregó a la policía y del que, en principio se indica que estaba previsto que ayer jueves fuera desahuciado.

J.C.G. utilizó un acelerante, que bien podría ser gasolina, para ampliar la explosión de gas que en la madrugada de este jueves hizo saltar por los aires la fachada y el tejado de un edificio de dos plantas..

La explosión intencionada de una bombona de gas originó importantes daños en el inmueble de la calle Alcón, en el centro de Ponferrada. Aunque no se han registrado heridos se han tenido que desalojar a los inquilinos de los edificios colindantes.

 

El concejal de Seguridad Ciudadana de Ponferrada, José Antonio Cartón, declaró en el lugar del suceso que la estructura de la primera planta del edificio no se vio afectada, aunque la deflagración si arrancó de cuajo la fachada con las ventanas que acabaron a varios metros en el centro de la calle. El tejado también desapareció por completo en el incendio. El concejal adelantó que se personarán en la causa judicial abierta, dado que hay daños materiales que afectan a la calle.

Según fuentes de los bomberos, a las 03.56 horas de esta madrugada del 13 de enero, recibieron un aviso de emergencia por un fuego en la calle Alcón 21. Cuando llegaron el tejado del edificio estaba en llamas y se había derrumbado la fachada de la segunda planta.

En un principio, la fachada de la segunda planta del edificio se vino abajo por una explosión y luego el fuego se propagó por el edifico.

Con la autoescala los bomberos controlaron las llamas, cortaron el gas ciudad del inmueble y desalojaron a los vecinos de las viviendas colindantes de otro edificio, dado que el humo entraba ya por la caja de la escalera.

La zona sigue cortada por la Policía municipal de Ponferrada. El suceso ha provocado gran expectación y varios viandantes siguen las labores de desescombro.

Los dos coches han quedado siniestro total.

Los bomberos trabajan para retirar los escombros tras una penosa jornada
Comentarios