martes 24/5/22

El grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Ponferrada acusó ayer al alcalde, el socialista Olegario Ramón, de «manipular» la información que traslada a la opinión pública sobre las cuentas municipales con el único fin de confundir a los vecinos de la ciudad.

La portavoz municipal, Ruth Morales, ha puntualizado que los documentos relativos a la contabilidad «desmienten por sí mismos al alcalde», y ha recordado que esta documentación es pública y que, por tanto, debería ser accesible a todo el mundo.

En este sentido, la edil de Cs ha señalado que el estado de liquidación del presupuesto del ejercicio del 2020 y el avance de la liquidación del presupuesto de 2021 reflejan con absoluta nitidez que en 2020 se dejó sin ejecutar más del 27% del presupuesto de gasto, incluyendo más de 7 millones en inversiones y obras, y en 2021 un total de 31 millones, el 42% del presupuesto de gasto.

«Esto ha provocado que el presupuesto para inversiones reales, (obras e infraestructuras), haya quedado sin realizar en más de sus dos terceras partes en estos años y es una realidad que todos los ciudadanos de Ponferrada pueden constatar en la calle y que el alcalde no puede ocultar con toda su propaganda, falsa condescendencia y palabrería vacía». ha denunciado.

Morales considera que si por algo debería sentir vergüenza el alcalde de Ponferrada es por no haber sido capaz de hacer un presupuesto municipal «creíble» durante todo su mandato.

«Los presupuestos que ha presentado durante estos tres años se han convertido en papel mojado, resultando en unas desviaciones presupuestarias de ingresos y gastos escandalosas. Pura incompetencia y manipulación financiera», ha abundado en sus críticas.

Además, la portavoz ha acusado al alcalde de comprar los autobuses y los camiones de la basura, que pagan de su bolsillo los ciudadanos de Ponferrada, para ponerlos, gratuitamente, a disposición de las empresas privadas que gestionan estos servicios.

«Eso sí, pagados con unos impuestos cada vez más insoportables para unos vecinos ahogados por la pandemia, la crisis económica y la inflación galopante», ha agregado.

Y concluye la concejala Ruth Morales: «El alcalde no se avergüenza de ello, ni de haber impuesto una nueva tasa de basura en el peor momento económico de los últimos años para los vecinos y las empresas del municipio. Esa tasa tampoco la ha traído ninguna cigüeña, sino un alcalde insensible con los problemas reales de los ciudadanos».

Cs acusa al alcalde Olegario Ramón de «manipular» los datos sobre las cuentas
Comentarios