miércoles 25/11/20
DEMOGRAFÍA

La despoblación pone ya en riesgo de desaparición a 14 municipios

Candín tiene la situación más crítica con menos de dos habitantes por kilómetro cuadrado
Imagen de archivo de Candín, el municipio de Bierzo en situación más crítica. ANA F. BARREDO
Imagen de archivo de Candín, el municipio de Bierzo en situación más crítica. ANA F. BARREDO

El Grado de Ruralidad, que mide los habitantes por kilómetro cuadrado en un municipio rural y su evolución en términos demográficos, atribuye a 14 ayuntamientos del Bierzo una situación «extrema», según un informe de la Diputación. Otros nueve tienen la misma calificación aunque en una situación menos crítica. De todos ellos Candín se lleva la peor parte, con un 1,9 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que en términos técnicos es considerado ya como «próximo al despoblamiento total», al tener un valor por debajo de 2 habitantes por kilómetro cuadrado.


Con el Grado de Ruralidad se pretende diferenciar el territorio rural del urbano, «términos difusos por otra parte y con factores diversos con capacidad para influir en la caracterización de los mismos. Como punto de partida, para determinar su valor se tendrá en cuenta el indicador Densidad de población, en el que intervienen las variables cuantificables que ponen en relación la población de un territorio y su superficie», explican los técnicos en el estudio al que ha tenido acceso este periódico.

 

Los otros trece que acompañan a Candín en esa situación extrema de menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado son los municipios de Balboa, Barjas, Benuza, Borrenes, Igüeña, Noceda, Oencia, Palacios del Sil, Páramo del Sil, Peranzanes, Sobrado, Trabadelo y Vega de Valcarce.

 

El informe de los técnicos de la institución provincial se ha realizado con datos de población de 2018. Otros nueve ayuntamientos, incluida Villafranca del Bierzo, están también en situación extrema, pero con menos de 20 habitantes por kilómetro cuadrado. Son Berlanga, Carucedo, Corullón, Folgoso de la Ribera, Molinaseca, Sancedo, Torre del Bierzo y Vega de Espinareda.

 

Desde los años 60 del siglo pasado la provincia de León no ha dejado de perder población al tiempo que se ha ido concentrando en una serie de municipios «que actúan como centros industriales y de servicios», señala el informe.

 

Los municipios que se consideran sin Grado de Ruralidad son aquellos que superan los 120 habitantes por kilómetro cuadrado, que en el Bierzo son cuatro: Bembibre, Cacabelos, Camponaraya y Ponferrada. En ese sentido, Cacabelos y Ponferrada son los municipios con mayor densidad por kilómetro cuadrado. Cacabelos, con 260,5 habitantes por kilómetro cuadrados y Ponferrada, con 230,4. Bembibre tiene 141,6 y Camponaraya, 139,6.

 

En el conjunto del Bierzo, la densidad también ha bajado en los últimos 60 años. En 1960 era de media de 47 habitantes por kilómetro cuadrado; en el año 2000, con el nuevo siglo, de 42,4 —casi cinco puntos menos— y en 2018 de 39,4; es decir, ha ido siempre a menos. En seis década ha bajado 7,6 habitantes por kilómetro cuadrado.

 

De riesgo, es decir, con más de 20 habitantes por kilómetro cuadrado y hasta 39,5, están otros seis ayuntamientos bercianos, según el mismo informe. Son los de Arganza, Castropodame, Cubillos del Sil, Priaranza del Bierzo, Puente Domingo Flórez y Toreno. En el tipo, de 39,5 a 120, figuran otros cinco: Cabañas Raras, Carracedelo, Congosto, Fabero y Villadecanes.

 

Este estudio demográfico completa el análisis de las cifras de pérdida de población, que son casi generalizadas en todos los municipios bercianos en las últimas dos décadas, por la emigración y el fin de la minería del carbón, aunque el dato relevante es ese riesgo ya de desaparición en algún caso.

La despoblación pone ya en riesgo de desaparición a 14 municipios
Comentarios