miércoles. 28.09.2022
Potente droga alucinógena

Los efectos del ‘aliento del Diablo’

El estramonio que se puede apreciar al caminar por la ciudad, en dosis fuertes, convierte al consumidor en zombi sin voluntad y amnesia
undefined
Otra de las matas de un metro de alto junto a las viviendas. M. F.

El estramonio que se encuentra creciendo a sus anchas en la acera de la calle Manuel Fraga de Ponferrada, que contiene la escopolamina de la burundanga, produce efectos devastadores en el área cognitiva del cerebro. Una vez ingerido en infusión o en otras variantes (el veneno está en las semillas, hojas y tallos de la planta), a la media hora ocasiona en la persona diversos efectos. Uno de ellos es la visión borrosa, también fotofobia, sequedad de las mucosas, dificultades para hablar y tragar saliva, subida brusca de la temperatura corporal y alucinaciones, entre otras, según tres especialistas de la sanidad consultados ayer por este periódico, que confirmaron que las plantas de la Rosaleda son estramonio.

Esta planta natural, que te convierte en un zombi, tiene sus efectos negativos, pero también positivos. Es buena como la fusión nuclear, si no la usan para lanzar bombas y se emplea para combatir el cáncer. En este caso, con el estramonio pasa lo mismo. Es una planta de uso medicinal, cuyos principios activos son sintetizados en laboratorios farmacéuticos para tratar de curar enfermedades. Por ejemplo ofrece un compuesto medicinal que sirve para tratar el alzheimer.

Conocida como el ‘aliento del Diablo’, los animales la rehúyen por el olor que desprende.

Los efectos del ‘aliento del Diablo’
Comentarios