viernes 21/1/22
Patrimonio rural

Espinoso de Compludo se lanza a rehabilitar su iglesia

Dos arquitectos de la asociación El Nogalón presentan a los vecinos el proyecto técnico para recuperar el templo de San Miguel
DL29P18F10-18-14-25-0
La iglesia de San Miguel y el análisis de sus patologías, abajo. DL

Quitar las humedades del tejado y arreglar las escaleras del campanario son las dos prioridades que el párroco de Espinoso de Compludo, Matías García Acebes le ha trasladado a los arquitectos de MAAF Estudio, Ana Fernández Guerrero y Antonio Ramón Morales, que se han ofrecido a dirigir, desde la Asociación de Vecinos El Nogalón a la que pertenecen, un proyecto de rehabilitación para la iglesia de San Miguel. Y poco han tardado los dos profesionales —Ana Fernández reside en Espinoso desde hace 22 años— en reunir a los vecinos y presentarles el estudio de la intervención, el pasado sábado 25 en el interior de la propia iglesia. Ahora, informaban ayer desde El Nogalón, llega el momento en que el Obispado de Astorga, titular de la propiedad, solicite fondos a las administraciones, recaudar fondos o recurrir a su recursos para resolver los problemas de un templo reconstruido en el siglo XVI —se tiene constancia documental de una iglesia románica anterior en el siglo XII, recuerda la arquitecta—, que cuenta con el retablo mayor del altar desde el siglo XVII y con las actuales campanas desde el año 1901.

Patrimonio de todos

Desde el Nogalón, en cualquier caso, recordaban ayer que «nuestro patrimonio ha perdurado siglos porque había personas que lo cuidaban y los conservaban, no porque los poderes políticos se encargaran de ello», porque «sin una base social no se puede proteger el patrimonio.

La asociación recalca que el cuidado del patrimonio rural no solo es responsabilidad de la administración públicao la Iglesia. «Es cosa de todos», escribe en una nota. Y recuerda que «un inmueble que lleva en pie nueve siglos se puede ir a la ruina por pasar cinco años cerrado. Una gotera lleva a un socavón y esta a una inundación y finalmente al desplome de un muro».

Espinoso de Compludo se lanza a rehabilitar su iglesia