miércoles 2/12/20
Requerimiento

Fabero reclama a Hunosa que retire el millón de toneladas del pozo Alicia

La alcaldesa remitirá una carta a la compañía minera por ser la dueña tras denunciar a Uminsa
El concejal, Pedro Monasterio, ayer recorriendo la zona. ANA F. BARREDO
El concejal, Pedro Monasterio, ayer recorriendo la zona. ANA F. BARREDO

El Ayuntamiento de Fabero ha decidido presentar un requerimiento a la compañía estatal minera Hunosa para que retire la montaña de carbón que ahora mismo se encuentra apilado en las viejas instalaciones del pozo Alicia, a la entrada de la localidad. La alcaldesa de Fabero, la socialista Mari Paz Martínez, confirmaba ayer a este periódico que remitirán una carta a la dirección de Hunosa para que se haga cargo del más de un millón de toneladas de carbón. A la antracita depositada en el casco urbano de Fabero se uniría el dejado también en la Gran Corta de Fabero, en la explanada próxima al taller de maquinaria pesada que dejó Uminsa. Entre los dos montones de carbón sumarían más del citado millón de toneladas de mineral.

Se da la circunstancia que este carbón de Hunosa es el mismo por el que la compañía minera asturiana pleiteó durante años con el empresario minero Victorino Alonso de Uminsa, y que terminó en una condena dando la razón a Hunosa sobre su propiedad. Como se recordará Hunosa reclamó al Grupo Alonso mineral que se vendió para el Almacenamiento Estratégico Temporal de Carbón (AETC).

Zanjado en la Justicia
Hunosa pleiteó en el 2013 con Victorino Alonso por la venta de mineral del Almacén Estratégico

Ahora, pasados siete años desde la sentencia de 2013 y con el cierre de Uminsa, la alcaldesa de Fabero recuerda a Hunosa sus obligaciones con este carbón: «Nosotros le preguntamos a Hunosa qué va hacer con ese acopio que tiene allí, tanto en el pozo Alicia, como en otros sitios más. Queremos saber si lo va a utilizar, si va a ir a recogerlo. No sabemos nada. Quedó todo así, muerto, de aquella manera, y no sabemos nada. Por eso queremos saber qué hará Hunosa».

El origen
En 2009 Zapatero ordena crear el Almacén de Carbón y a su vez Industria encarga a Hunosa su gestión

Cuando Hunosa ganó el pleito a Victorino Alonso colocó en el pozo Alicia de Fabero unas cadenas con unas chapas metálicas con el cartel de Hunosa, indicando que era carbón de su propiedad. Hoy, pasados los años, las chapas han desaparecido por la acción del pillaje, pero el carbón sigue siendo de Hunosa.


El concejal, Pedro Monasterio, ayer recorriendo la zona. ANA F. BARREDO

Preguntada ayer la alcaldesa por los inconvenientes que pueda causar este acopio de mineral en el casco urbano de Fabero, Mari Paz Martínez es clara: «A ver, si ahora somos todos tan verdes, pues visualmente ese carbón es evidente, máxime cuando dicen que quieren transformar Fabero en un espacio verde; y luego, bueno, también se levanta polvo y la imagen tampoco es muy buena». La regidora del municipio minero apostilla que si ese carbón tiene a Hunosa como propietaria «lo debe de quitar de allí o decir qué vamos hacer con él». Eso sí, desde el Ayuntamiento admiten que ese mineral no está causando de momento problemas en caso de que llueva y pueda existir un repliegue del acopio. «Yo creo que ese carbón allí, en Alicia, no hace nada ya», resume, a la espera de lo que le conteste Hunosa.

Toda esta situación tiene su origen en el 2009, cuando el Gobierno de Zapatero ordenó a Industria crear el Almacenamiento Estratégico Temporal de Carbón para ayudar a las empresas mineras asfixiadas al suspender las eléctricas los contratos de compra de mineral. Fue así como el Ministerio de Industria, a su vez, encargó a Hunosa la gestión de esos almacenes temporales de carbón. Y así, en 2013 Hunosa denunció y reclamó a Uminsa, a Victorino Alonso, por la desaparición de 525.000 toneladas de ese almacén estratégico.

Fabero reclama a Hunosa que retire el millón de toneladas del pozo Alicia