jueves. 30.06.2022

Josefina Álvarez es la nueva recepcionista del centro de día y residencia Compostilla tras realizar las prácticas del programa de Asprona. «Es una satisfacción muy grande tener trabajo», asegura Josefina, para quien este primer empleo supone alcanzar una de sus metas. «Me siento muy bien y muy a gusto con los compañeros. Con el dinero que gano me gustaría mucho hacer un viaje con los compañeros que están trabajando como yo ahora mismo», explica.

Y es que las cuatro historias del programa vale la pena contarlas. Mario López y Ana Isabel López se incorporaron el pasado verano al Centro Especial de Empleo de Asprona Bierzo como operarios de limpieza, explican desde Asprona. «Me siento más autónomo», afirma Mario, al que ahora le gustaría independizarse. «Me planteo ir a vivir con mi pareja y tener un dinero para pagar ese alquiler», añade. Por su parte, Ana Isabel reconoce que cobrar un sueldo por su trabajo «ha sido la bomba».

Daniel Sánchez protagoniza la cuarta historia. Lleva casi un año trabajando en el lavado de camiones Celaenor, en Ponferrada. Ya ha firmado dos contratos temporales y está a la espera de que le hagan indefinido. «Estoy muy contento con los compañeros y con los camioneros, todos son buena gente y hay muy buen rollo», asegura Daniel, que ahora se siente más libre y autónomo. «Yo soy muy ahorrador aunque algo hay que gastar y de vez en cuando me gusta salir por ahí, a cenar y tomar algo con amigos», dice.

Historias personales de esfuerzo y superación