sábado. 13.08.2022

Juan Delibes defiende el potencial turístico de la pesca sin muerte

El biólogo participó ayer en la cuarta conferencia del ciclo del 50 aniversario de Prada
                      Javier Pérez Andrés, Juan Delibes y José Luis Prada, ayer, en el Palacio de Canedo. DL
Javier Pérez Andrés, Juan Delibes y José Luis Prada, ayer, en el Palacio de Canedo. DL

El biólogo y divulgador Juan Delibes fue ayer por la tarde el encargado de impartir la cuarta conferencia del ciclo ‘Las charlas del 50 aniversario de Prada A Tope’, en el Salón Picantal de Palacio de Canedo bajo el título «Ecología en el medio rural: Pueblos con alma que se mantienen vivos».

«Juan Delibes es un amante descarado de la caza y la pesca, además de un defensor del respeto a la naturaleza. Un hombre que conoce bien el territorio», señaló el periodista especializado en desarrollo rural Javier Pérez Andrés, encargado de presentar al ponente.

Delibes señaló que «Prada pone en valor aspectos agrarios, los promueve y los da a conocer y con la pesca de trucha se podría hacer lo mismo», además de destacar que esta práctica «es un privilegio que mueve muchos turistas y el Bierzo tiene muchísimo valor. León es la capital mundial de la trucha y aún estamos a tiempo de recuperarla para el turismo», insistió.

En ese sentido, añadió que «Prada es un ejemplo muy bueno que ha tratado de potenciar con éxito todos los aspectos rurales, gastronómicos, arquitectónicos, tradicionales… y lo ha logrado. La pesca es un recurso interesantísimo en toda Europa, pero en España no se promociona», se lamentó.

Pese a todo, Delibes apostó por la pesca sin muerte en buena parte de los casos con una especie como la trucha ya que, tal y como explicó, hay estudios que indican que «las truchas se van a extinguir, se acaban entre 40 y 100 años, pero como matemos las truchas, en menos de un año nos quedamos sin ellas».

Respecto a las causas que llevan a la trucha a esta situación vulnerable, Juan Delibes señaló motivos como son «la amenaza del clima y el calor, la desaparición de los insectos acuáticos o la escasez de agua». En este sentido, recordó cuando «pescaba con mi padre de chaval en el Rudón en Sedano» ya que lo recorrían «en barcaza y ahora se puede pasar de piedra en piedra».

«Si a todos estos problemas añadimos que nos las llevamos, le hacemos mucho daño, es obligado que buena parte de la pesca sea sin muerte porque si no nos quedamos sin ella», afirmó Delibes. E insistió: «La pesca tiene un potencial bestial, a los niños les apasiona, pero si traes a un niño o a un adulto a pescar truchas hay pocas y es complicado. Por eso yo soy partidario de que haya más cotos intensivos que promuevan la pesca».

«Las administraciones debemos vigilar que se cuide lo máximo posible el medio ambiente», destacó Gerardo Álvarez Courel, presidente del Consejo Comarcal de El Bierzo, que asistió a la charla.

«Somos unos cobardes, la sociedad ha perdido el norte», aseguró con rotundidad Prada en la clausura de la charla.

Juan Delibes defiende el potencial turístico de la pesca sin muerte
Comentarios