jueves 26/5/22

La Junta Vecinal San Vicente (Arganza) denunció ayer el estado en el que se encuentra el camino vecinal que une esta pedanía con Vega de Espinareda. Su pedánea, Ángela Abad, explicó que lleva años de «pelea constante» por conseguir que este camino de seis kilómetros se convierta en carretera. «Un proyecto que, incluso con fondos consignados, se quedó paralizado hace años con la crisis», se lamentó.

Aunque la presidenta de la Junta Vecinal aseguró que seguirán peleando para que se retome el proyecto, también le recordó al Ayuntamiento de Arganza que «es su responsabilidad mantener en buenas condiciones» el camino vecinal. Abad recordó que,

el alcalde de Arganza, César Antonio Cabezudo, se comprometió, el pasado verano, a reparar los socavones y desbrozar el camino en el tramo que le corresponde. «Sin embargo, en enero de 2022 y tras varios avisos, tenemos la callada por respuesta mientras el camino está de pena. Está intransitable, prácticamente solo se puede pasar con un todo terreno», criticó.

La pedánea de San Vicente dijo que lo mismo sucede con el acceso al barrio de La Retuerta. «Estamos cansados de esperar y hartos de que todo el mundo se llene la boca de hablar del medio rural y después, incluso los representantes del partido al que pertenezco, nos dejen de lado».

La Junta Vecinal de San Vicente denuncia el estado del camino que enlaza con Vega
Comentarios