miércoles 18/5/22
Tribunales

El juzgado archiva la querella de la pedanía de Pombriego contra un pastor

El querellado se había quejado de la actitud «cacique» y «sinvergüenza» de la Junta Vecinal
undefined
Edilberto Rodríguez García, ayer con uno de sus cabritillos. DL

En julio de 2020 este periódico publicaba la peripecias con la Junta Vecinal de Pombriego (Benuza) por las que estaba pasando un pastor de 23 años llamado Edilberto Rodríguez García, dueño de cien cabras y con un proyecto empresarial en cartera para fabricar queso artesano. Edilberto puso en conocimiento de este medio su problema con la Junta Vecinal, que quería cobrarle 1.500 euros por usar su monte comunal y una nave que había alquilado por cinco años a un particular del pueblo para meter allí su ganado.

El asunto llegó a las redes sociales por parte del pastor y fue tal el revuelo mediático que se creó que uno de sus videos llegó a tener miles de visitas y seguidores en apoyo del pastor. Edilberto Rodríguez llegó a quejarse de las pretensiones de los responsables de la Junta Vecinal, de los que dijo que habían actuado como «sinvergüenzas» y «caciques».

El origen en los pastos

La Junta Vecinal acudió a los tribunales por ver falsas y calumniosas las acusaciones

El asunto creó especial malestar en las personas responsables de la pedanía de Pombriego. Tres integrantes de la pedanía y la propia Junta Vecinal de Pombriego decidieron presentar una querella criminal contra Edilberto por considerar una falsedad su crítica, dando a entender que pretendían hacerle chantaje con la nueva tasa por el uso del monte comunal y una nave.

El asunto fue visto por el Juzgado de Instrucción número 8 de Ponferrada, cuya magistrada ha decidido ahora el archivo de la causa y no ver en modo alguno delito en lo dicho por el ganadero de Pombriego, Edilberto Rodríguez. Edilberto ha sido eximido de responsabilidad penal por la querella criminal que le interpusieron.

En los fundamentos de derecho que argumenta la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico se señala que la cuestión radicaba en determinar si las palabras o expresiones vertidas por el pastor pudieran ser constitutivas de un delito de calumnia o injuria. La magistrada juez considera que no y va desmontado cada uno de los argumentos que serían preceptivos para ser condenado por este delito.

El pastor, de aquella, tuvo que pedir ayuda a vecinos particulares para que sus cabras pudieran pastar en sus fincas abandonadas, y también llevar el ganado a montes de la pedanía vecina de la localidad de Yebra, dado que la Junta Vecinal de Pombriego le quería cobrar la citada cantidad, a la que se negó el pastor por verla elevada.

En este caso, el Ayuntamiento de Benuza, a través de su alcalde, abogó de aquella públicamente por buscar un entendimiento entre las partes, aunque dejaba bien claro el alcalde Agapito Encina que el tema de pastos y montes en este caso era competencia de la Junta Vecinal de Pombriego.

El juzgado archiva la querella de la pedanía de Pombriego contra un pastor
Comentarios