miércoles 18/5/22

La tesis de Roberto Matías aporta varias conclusiones. La primera es que la minería aurífera romana del noroeste hispano marcó un hito en la historia mundial. «Gracias al oro hispano, Roma vivió uno de sus momentos de máximo esplendor y expansión», afirma Matías.

La segunda conclusión es que cientos de minas de oro, cuidadosamente seleccionadas, estuvieron

en funcionamiento sobre la práctica totalidad de los yacimientos auríferos susceptibles de ser trabajados con la tecnología minera romana del momento. Se han tenido que eliminar cerca del 40% de los registros arqueológicos analizados. En vista de los resultados obtenidos, considera de todo punto necesario la aplicación sistemática de la metodología de estudio elaborada en esta tesis doctoral al resto de la minería aurífera romana del noroeste.

La tercera conclusión indica que la utilización del MDT-Lidar se manifiesta indiscutiblemente como una herramienta ya insustituible en el análisis y evaluación de las explotaciones auríferas romanas.

Otra conclusión es que en las minas de oro romanas del Noroeste Hispano se desarrollaron ampliamente las técnicas de minería hidráulica, especialmente en los yacimientos secundarios de la provincia de León, gracias a las cuales los ingenieros romanos fueron capaces de procesar grandes volúmenes de materiales, anteriormente inalcanzables. También que el análisis de detalle particularizado para diversas explotaciones ha mostrado una rigurosa planificación de los trabajos mineros, cuya efectividad ha quedado demostrada, hasta el punto de considerar que los yacimientos auríferos fueron trabajados hasta el agotamiento, apurando al límite las posibilidades de la tecnología del momento. También se concluye que todas las empresas que a lo largo de los tiempos han estudiado e intentado volver a poner en marcha alguna de las minas ya trabajadas por los romanos han fracasado.

La minería aurífera de la zona marcó un hito mundial
Comentarios