miércoles. 17.08.2022

El Mitma rebajará a 4 kilómetros y la mitad de tiempo el desvío de la A-6

El nuevo recorrido estará a finales de julio para aligerar el tráfico tras la caída del viaducto
                      Reunión de autoridades del Gobierno, la Junta y la Xunta celebrada en Piedrafita. ANA F. BARREDO
Reunión de autoridades del Gobierno, la Junta y la Xunta celebrada en Piedrafita. ANA F. BARREDO

El Ministerio de Transportes ya tiene plan temporal de movilidad para aligerar el tráfico en la A-6 tras el derrumbe del viaducto El Castro. Se habilitará un nuevo desvío provisional que reducirá los casi once kilómetros actuales por los que se circula en la carretera N-VI a poco más de cuatro kilómetros, es decir, se gana recorrido por autovía con dos carriles en cada sentido de la circulación y con ello los tiempos se reducen prácticamente a la mitad. Queda todavía por ver cómo se resuelve el nudo de la travesía de Piedrafita del Cebrero, ya que la propuesta del Gobierno solo plantea solución en dirección Madrid, mientras que en sentido a La Coruña habría que seguir atravesando esta localidad lucense. Ministerio, Junta de Castilla y León y Xunta de Galicia se dan un plazo de quince días para tratar de buscar una solución más completa para este punto y volverán a reunirse.

El secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, fue el encargado de comunicar el plan del Ministerio a las consejeras del ramo en Castilla y León y Galicia, María González y Ethel Vázquez, en una reunión celebrada en Piedrafita. Las obras para crear el nuevo enlace entre la N-VI y la A-6 que permita alargar el tránsito por la autovía ya comenzaron el día 23 de este mes y la previsión del Ministerio es que el nuevo desvío esté operativo entre finales de julio y principios de agosto.

«El tiempo de recorrido quedará reducido a menos de la mitad de lo que se tarda con el actual. Un vehículo ligero en dirección a La Coruña, que hoy tarda unos ocho minutos y 45 segundos en hora valle, pasará a emplear solo 3 minutos y 50 segundos. En caso de hora punta, la reducción será aún mayor, de modo que un vehículo pesado que hoy podría llegar a tardar más de 15 minutos, solo tardará algo más de 6 minutos», relató el secretario general de Infraestructuras.

Dos posibles causas

Xavier Flores también informó de las hipótesis sobre la causas del derrumbe del viaducto con las que trabaja el equipo técnico encargado de esclarecer los hechos. En todo caso, recalcó que son suposiciones y que habrá que esperar a conocer los resultados de los análisis que ya se están haciendo sobre el terreno para poder hablar de certezas. «Lo que es una evidencia es que una de las pilas se ha desplazado casi dos metros en su cabecera y esto puede ser por problemas de cimentación o porque haya habido un problema en el sistema de cables que soportan el tablero y haya colapsado y, al caer, haya movido y desplazado la pila», explicó.

Un equipo multidisciplinar formado por más de 60 personas y en el que están involucradas una decena de empresas de ingeniería y construcción es el que se está encargando de la investigación y de la búsqueda de soluciones. Lo que está claro, de momento, es que la zona afectada se demolerá por completo. Ya se está redactando el proyecto para derribar el tercer vano.

«Rigor técnico, transparencia y seguridad» son los tres pilares del trabajo que está llevando a cabo el Ministerio de Transportes, destacó Flores. Y precisamente rigor y transparencia es lo que las consejeras de Movilidad e Infraestructuras de Castilla y León y Galicia le pidieron al Gobierno. «Pensábamos que casi tres semanas después del derrumbe iba a haber más avances en la investigación sobre las causas», aseguró Ethel Vázquez, para quien lo importante ahora, en vista de que la solución definitiva tardará tiempo en llegar, es buscar un solución provisional pero «completa». Y eso pasa —insistió— por resolver el problema que se plantea en la travesía de Piedrafita y por asegurar el transportes especial, de vital importancia económica.

El nudo de Piedrafita

La propuesta que el Gobierno puso ayer sobre la mesa y que ha quedado en el aire pasa por habilitar el paso de vehículos en sentido Madrid por el túnel de Piedrafita, manteniendo el sentido a La Coruña por la travesía. Pero Galicia reclama que se busque solución para ambos sentidos. En principio, los trabajos topográficos para hacer posible la opción ministerial iban a comenzar el lunes, pero quedan en suspenso hasta determinar si se puede hacer un replanteamiento en ambos sentidos. Eso es lo que se decidirá en quince días.

«Vamos a actuar de emergencia y no vamos a escatimar ni en recursos humanos, ni materiales, ni económicos», garantizó el secretario general de Infraestructuras del Mitma, que también dijo que se tendrá «especial cuidado con la viabilidad invernal» y se implantará en la zona una equipo continuo para actuar de manera inmediata para garantizar la circulación cuando la climatología lo exija.

Castilla y León quiere voz

Además de exigir al Gobierno la máxima información, la consejera de Movilidad de Castilla y León también le reclamó que se siente con los empresarios de la comunidad como ayer lo hizo la secretaria de Estado de Transportes con los gallegos. «Es una infraestructura clave que tiene una repercusión directa en nuestros empresarios y ciudadanos. Tanto la CEOE como el Consejo de Cámaras y representantes del sector del transporte me han trasladado que también quieren ser recibidos, informados y partícipes», aseguró la consejera, visiblemente enfadada por que no fueron convocados a la reunión junto a la patronal gallega.

El Mitma rebajará a 4 kilómetros y la mitad de tiempo el desvío de la A-6
Comentarios