domingo 23.02.2020

Museo en verde para cambiar el chip

Ciuden Vivero y La Fábrica de la Luz desarrollan un programa de educación ambiental con talleres y exposiciones para tratar de modificar conductas nocivas con el medio ambiente
La directora de La Fábrica de la Luz y el director del Centro Ciuden Vivero.
La directora de La Fábrica de la Luz y el director del Centro Ciuden Vivero.

‘Un museo en verde’ es el nombre del nuevo programa de educación ambiental organizado por el Centro Ciuden Vivero y el Museo de la Energía para tratar de sentar las bases de un cambio de conducta y actitud con respecto al cuidado del medio ambiente, justamente este 2020, proclamado por la ONU como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal, y cuando España acaba de declarar la emergencia climática. Los directores de Ciuden Vivero, Luis del Riego; y La Fábrica de la Luz, Yasodhara López, presentaron ayer el programa de actividades que comenzará en marzo, se extenderán hasta diciembre y aprovechará la conmemoración de cada una de las efemérides relacionadas con asuntos medioambientales. Habrá ocho talleres y tres exposiciones.

Toda la actividad se desarrollará en las instalaciones del Museo de la Energía o en sus inmediaciones y los destinatarios de la misma son tanto el público general interesado en la materia, como los estudiantes de Educación Primaria. La participación será completamente gratuita, aunque sí habrá que realizar una inscripción previa, dado que las plazas son limitadas.

El primer taller se celebrará el jueves 19 de marzo, coincidiendo con el Día de los Bosques. El segundo será el 14 de mayo, con motivo del Día Mundial del Reciclaje. La tercera propuesta llegará el 22 de mayo, Día Mundial de la Biodiversidad; y el programa seguirá el 5 de junio, cuando se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente. El 25 de junio habrá una nueva actividad aprovechando el Día Mundial del Árbol y el 7 de julio será la siguiente, con motivo del Día Internacional de la Conservación del Suelo. Para el 3 de octubre (Día Mundial de las Aves), el 7 de octubre (Día Mundial del Hábitat) y el 11 de diciembre (Día Mundial de las Montañas) también hay programación.

La plantación de árboles, la construcción de un refugio para insectos y talleres para conocer las especies vegetales que rodean el Museo de la Energía, de construcción de juguetes reciclados, de identificación de rastros y huellas de fauna salvaje, de fabricación de compost, de anillamiento de aves y de identificación de macroinvertebrados. Estas son las actividades que conforman el programa y a las que hay que sumar las tres exposiciones previstas.

La primera muestra, en mayo y junio, recopila las imágenes del Concurso de Fotografía organizado por la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses (Rbale). La segunda, en julio y agosto, está basada en la revista El Cárabo, una referencia en la difusión de contenidos de temática ambiental. La última exposición se titulará Namasté. podrá verse en diciembre, y es un compendio de fotografías de Daniel Boyano con personas y paisajes del Himalaya. Además, el propio Boyano será el encargado de una charla divulgativa sobre cómo el cambio climático está afectando a los glaciares que se celebrará el Día Internacional de las Montañas, 11 de diciembre.

Así, Ciuden Vivero y el Museo de la Energía asumen un rol que —en palabras de Luis del Riego— debiera ejercer la propia administración, ya que «la educación ambiental sigue siendo una asignatura pendiente en nuestra comarca». «Se apoya poco y se está haciendo muy poco trabajo en esto», lamentó.

Museo en verde para cambiar el chip