miércoles. 10.08.2022
Noche Templaria

La noche del arca y el grial

El casco antiguo de Ponferrada y su castillo transportan a visitantes y ciudadanía a un tiempo pasado con una recreación que atrae a turistas en el primer fin de semana vacacional

Primer fin de semana vacacional de verano, riadas de coches en las carreteras y Ponferrada ofrecía el pasado domingo uno de sus platos fuertes festivos: el desfile de la Noche Templaria, con toda la gran puesta en escena de calle para mover a las entrañas secretas del castillo dos de las reliquias del imaginario y la herencia histórica: el arca de la alianza y el santo grial. No hubo brumas del tiempo, pero sí volvieron los templarios como protagonistas y artífices de la ceremonia de entrega a la ciudad de sus más preciados símbolos, los citados Grial y el Arca en un desfile de lo más vistoso, que atrae a cientos de visitantes que dan vida a una ciudad necesitada también de buenas noticias, de fiesta y ocio que ayude a la hostelería y la restauración.

La gente tiene ganas de fiesta, de salir y, en gran medida, de olvidarse de la cantidad de problemas y miedos que la atenazan. Por eso, el casco histórico de la ciudad se llenó. A eso de las nueve, dede la glorieta del Caballero Templario, en la zona del Temple, partía el acompañamiento escénico de Guido de Garda. Este maestre Fray Guido de Garda tuvo la encomienda del rey Fernando II de León de adoptar una serie de medidas para proteger a los peregrinos que atravesaban Ponferrada camino de la catedral dedicada al Apóstol Santiago. Estuvo batallando por Tierra Santa y dicen los historiadores que en el siglo hacia finales del XII llegó a la capital berciana y eligió el lugar donde levantar el castillo, como fortaleza para ayudar al peregrino y vigilar el Camino de Santiago.

En el evento  se escenificó el encuentro con el maestre de la orden templaria fundada en Palestina y acto seguido comenzó el desfile con la unidad templaria y guardia de tambores. El recorrido con el Arca y el Grial partió del Paseo del Río hacia la plaza de Luis del Olmo y enfilar la avenida del Castillo. Luces de pirotecnia y sonido, con la música de la Banda Ciudad de Ponferrada permitieron a todos los asistentes disfrutar. Las reliquias quedaron a buen recaudo, depositadas otro año en los sótanos ocultos al misterio en el castillo. Rapabestas cerró con música.

El Ayuntamiento acogió el acto institucional de recepción de las delegaciones templarias procedentes de las localidades de Monzón y Jerez de los Caballeros, que también participaron en la Noche Templaria. La recepción la presidió el alcalde Olegario Ramón, y de la concejala de Turismo, Concepción de Vega, y por videoconferencia habló el regidor de Monzón, Isaac Claver.

La noche del arca y el grial