sábado 15/8/20
Economía

La pizarra recupera su actividad al 90% con la facturación al 70%

La situación social y política en Estados Unidos y el Reino Unido lastran su mercado
Las empresas pizarreras han redoblado esfuerzos en las medidas de seguridad laboral que ya aplicaban antes de pandemia. L. DE LA MATA
Las empresas pizarreras han redoblado esfuerzos en las medidas de seguridad laboral que ya aplicaban antes de pandemia. L. DE LA MATA

Clausuradas las dos centrales térmicas y la minería del carbón, la pizarra se erige como uno de los sectores económicos que mantiene el pulso de la industria en el Bierzo, con una lenta recuperación tras el azote de los últimos meses de pandemia y confinamiento. Poco a poco la actividad en las canteras se va recuperando, pero no al cien por cien como se esperaba, según confirmaba ayer el presidente de una de las patronales del sector, la Asociación de Pizarristas de Castilla y León (Apical). Eliseo López admitía que ahora mismo las canteras y las naves de manufactura se encuentran operando al 90% de sus posibilidades. Su capacidad productiva, si la situación se mantiene y unido al hecho de que se avecinan los meses de vacaciones, no estará operativa al cien por cien hasta el otoño, y se da por hecho que este ejercicio económico no arrojará datos buenos a final de año.

Salud laboral
Las canteras y naves de pizarra han extremado las medidas de seguridad para volver a abrir

Un dato que adelantaban en la pasada jornada desde Apical es que apenas han recuperado el 70% de la facturación que tenían antes del confinamiento, a mediados del pasado mes de marzo. «Han sido meses duros», resumía Eliseo López con todo lo experimentado en el sector, tanto en el terreno de salud, como en el económico, del que dependen más de mil familias de la comarca del Bierzo.

Ahora mismo los mercados receptores de pizarra del Bierzo y del resto de la provincia de León (especialmente de los valles de La Cabrera), están experimentando mermas importantes, especialmente de países emergentes que desde principios de año habían incrementado de forma considerable sus compras. Estados Unidos era uno de ellos, y en la actualidad, debido a la nueva política económica de la Administración Trump y a los efectos dañinos de la pandemia, la pizarra ha perdido allí enteros.

En negativo
El presidente de la patronal Apical asegura que las de este año «van a ser malas cuentas»

Los problemas con las ventas también se están dando en el reino Unido, con el Brexit y la incertidumbre social y económica que genera el Covid-19. «No se ha normalizado la situación, no se factura como se hacía, no exportamos como antes», resume López.

Sin conocer los datos estadísticos del mes de mayo y junio, hasta abril, se exportó un 15% menos de pizarra, 163.000 toneladas frente a las 139.000 en el mismo periodo. La facturación se quedaba a finales de abril en los 78,3 millones de euros, frente a los 89,2 del mismo periodo de 2019, un 12,3% menos.

La pizarra recupera su actividad al 90% con la facturación al 70%