domingo 20/6/21
Un caso pocas veces visto y nunca registrado

Un ponferradino dona su piso a Cáritas para los pobres y se va a vivir con sus padres

La entidad benéfica asegura que recibe herencias similares, pero nunca hasta ahora una como la alcanzada este año
Sede de Cáritas de Ponferrada, desde donde gestionan el legado donado o heredado. L. DE LA MATA

Quiere permanecer en el anonimato y sólo ayudar con su acción cristiana a los pobres, a los más necesitados. Un vecino de Ponferrada acaba de donar a la entidad benéfica Cáritas el piso que compró con su esfuerzo y ahorros. En su cesión determina y estipula que el inmueble es para que familias o personas que en algún momento de su vida atraviesan por un mal momento económico o personal, puedan al menos tener un techo temporal en el que cobijarse.

El hombre —de edad joven— tras ceder su bien ha decidido irse a vivir con sus padres. Sin más, sin hacer ruido ni publicitarlo. Se trata de un caso pocas veces visto y nunca regristrado hasta ahora en la comarca del Bierzo. Este periódico ha podido confirmar que, como cualquier persona que se lanza a comprar un bien tan preciado —como es el caso de una vivienda— le costó lo suficiente como para sacrificarse. Es decir, no se trata de una donación de lo que a uno le sobra, sino que es un ejemplo de altruismo en grado máximo. Aunque desde este diario se intentó entrevistar al donante, en ningún momento ha querido que su acción tenga a él como protagonista, y sólo decidió entregar a Cáritas su propiedad para que otras personas anónimas, a las que no conoce, no lo pasaran tan mal en algún momento delicado de sus vidas.

Ratificado oficial

José Antonio Prada es el responsable de Cáritas en el Bierzo. Ayer certificaba a preguntas de este periódico que, en efecto, la donación es real y ya se ha ratificado oficialmente. «Recibimos en ocasiones donaciones de personas que han fallecido y en su testamento deciden que seamos herederos de algunos de sus bienes, o incluso de todos, al no tener descendencia, y lo donan para ayudar a los necesitados. Pero este caso que me comentas, es verdad que se trata de una persona que vive, no fallecida, que ha decidido ayudar sin más y desprenderse de su vivienda para ayudar a los más necesitados. No es una acción normal y yo es la primera vez que la veo aquí», remarca el responsable en Ponferrada de gestionar estos bienes que recibe Cáritas para ayudar a los más pobres.

Por lo general, Cáritas cuenta con otros pisos de acogida y, mientras se solucionan problemas puntuales acuciantes de algunas familias, es aquí donde viven y son atendidos. Son especialmente personas con hijos pequeños a su cargo. Por ejemplo, en la parroquia Jesús Redentor del barrio ponferradino de Flores del Sil existe un piso de acogida. Ahora mismo esta viviendo en él una madre con tres hijos.

Para ayuda urgente
La vivienda donada por el joven se encuentra en la ciudad y acogerá a necesitados un tiempo

«En este caso, estará hasta que termine el curso para que los niños no cambien de colegio. Pero en este tiempo, nosotros nos proponemos buscarle solución desde la Administración a su situación, para que ella pueda arreglar un piso o lo que sea», explica a modo de ejemplo el sacerdote José Antonio Prada. En esta línea, el piso que ahora ha donado esta persona anónima «tendrá la misma función social, también dará acogida a gente mientras se solucionan su problema». La vivienda donada se encuentra ubicada en la ciudad de Ponferrada.

«Yo recuerdo otro caso de uno que fue sacristán en Flores del Sil, que nos dejó como herederos, igual que a sus sobrinos. A Cáritas como si fuera uno más. Dejó la herencia y participamos. Pero son casos distintos a esta donación en vida». detalla Prada.

Un ponferradino dona su piso a Cáritas para los pobres y se va a vivir con sus padres
Comentarios