sábado 21/5/22
DL28P15F1-18-43-44-9
Zona de la travesía de Dehesas en donde el asfaltado no llega a fachadas de otros propietarios. DL

«La cuestión en el asfaltado de Dehesas no es un problema de comunicación, es un problema de lealtad con un socio de gobierno y de igualdad de los ciudadanos». El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala, cree que el alcalde Olegario Ramón «ha sido desleal con sus socios de gobierno y, por lo tanto, si no es fiel a los suyos, no es de fiar».

Marco Morala exige al alcalde unas explicaciones claras en relación con este asunto y su «sobreactuación». «Preguntado el concejal en la comisión de Medio Rural si el alcalde conocía esta obra, dijo que desde el minuto cero. ¿A qué viene entonces tanta escenificación?, una teatralización que lo único que ha hecho es acarrear dudas sobre la rectitud del proceso y sobre un presunto trato de favor que el alcalde ahora desmiente, rectificándose a sí mismo. Pues bien pudo cerciorarse de eso antes de crear el lío público que ha montado. ¿Con una mano sostienes el teléfono para decirle una cosa a tu socio de gobierno y con la otra das a enviar la nota de prensa diciendo lo contrario?».

Más explicaciones

El polémico asfaltado de la Décima Travesía de Dehesas sigue generando debate político

Desde el PP indican en una nota que «el alcalde no es de fiar ni para los que le apoyan para acceder y mantener el sillón y el bastón de alcalde; y lo es mucho menos para los ciudadanos: Dijo que la tasa de la basura era obligatoria y no lo era. Dijo que municipalizaría transporte urbano y no solo lo mantiene privatizado, sino que además con la misma empresa. Dijo que municipalizaría limpieza viaria y recogida de basuras y no solo lo mantiene privatizado, sino que además se lo ha adjudicado a la misma empresa. Es un fraude y un mandatario fallido que ha erigido la deslealtad y la mentira a estrategia de supervivencia en la alcaldía. Nadie le cree ya», remarcan.

«Y mientras tanto, —prosigue— pagamos más tributos locales por peores servicios públicos, peor gasto público, incapacidad para ejecutar presupuestos, menos empleo, menos actividad económica y menos población. Y ahora extiende también la sombra de la sospecha de la desigualdad de trato entre los ciudadanos y los concejales. Quiso abrir y cerrar en tiempo récord un escándalo, al que dio carta de naturaleza y sobre el que todavía debe muchas explicaciones, ya que en el chapapote de Dehesas dice investigar y cierra en falso. Hipocresía es medir con distinto rasero: el cuaderno azul lo llevo a fiscalía sin investigación interna previa. Su entredicha transparencia ¿no le obliga ahora a llevar el caso a la fiscalía? Peor resulta si, tal y como reconoció el concejal de Medio Rural, era conocedor de esta obra desde el minuto cero, ¿que tenía que investigar? Pero ya no engaña a nadie. Si queremos que Ponferrada progrese necesitamos que sea una ciudad libre de un socialismo que no es igualitario con los ciudadanos. Para empezar, que el alcalde aclare si se ofreció a todos los vecinos la misma posibilidad de asfaltar hasta la entrada de sus inmuebles».

El PP asegura que Ramón no es de fiar al traicionar a CB
Comentarios