martes 02.06.2020
Asuntos municipales

El PP rechaza el presupuesto, pero ofrece consensuar modificaciones

Ponferrada somete hoy a votación la ratificación de las cuentas y la alegación de CC OO
Marco Morala, en el centro de bancada popular, el pasado mes de febrero. L. DE LA MATA
Marco Morala, en el centro de bancada popular, el pasado mes de febrero. L. DE LA MATA

Votarán en contra del presupuesto municipal de 59 millones de euros, que se somete a aprobación definitiva, pero se ofrecen a consensuar con el equipo de gobierno las modificaciones presupuestarias que sean necesarias a lo largo del ejercicio económico para que las cuentas respondan a la realidad de Ponferrada. Es la propuesta de diálogo que ayer avanzó el portavoz del principal grupo de oposición en el Ayuntamiento de Ponferrada, el popular Marco Morala.

El portavoz del PP adelantó además que su grupo tiene intención de abstenerse en relación con la alegación de CC OO que ha retrasado para hoy la celebración de una sesión que en principio iba a tener lugar el pasado viernes. De ahí que confíe en que se voten por separado la alegación y la aprobación definitiva del presupuesto.

A diferencia de USE y Ciudadanos, que con anterioridad habían pedido al equipo de gobierno que retirara el presupuesto y elaborara uno nuevo -algo que el alcalde, Olegario Ramón, considera que llevaría entre tres y cuatro meses más en un momento en que son necesarias las ayudas sociales- el PP está dispuesto a consensuar la inclusión de modificaciones presupuestarias que corrijan sobre la marcha la deriva de las cuentas. «Los presupuestos son inservibles, ya lo dijimos en febrero», aseguró Morala en referencia al Pleno que aprobó de forma inicial las cuentas. Pero los populares están dispuestos a negociar «las modificaciones que sean imprescindibles para adecuarlos a la realidad» y ayer ofrecían «la mano tendida al equipo de gobierno».

Mano tendida

«El presupuesto es inservible» pero el PP «tiende la mano» para aprobar modificaciones

Por el contrario, especialmente USE, han reprochado a Olegario Ramón que recurra a un mecanismo, el de las modificaciones presupuestarias, que tantas veces le echó en cara a la anterior alcaldesa popular, Gloria Fernández Merayo, que gobernó en minoría. El regidor se ha defendido insistiendo en que es la mejor fórmula para agilizar la consignación de dinero para amortiguar la crisis económica y social, en lugar de comenzar de cero todo el proceso de elaborar un presupuesto.

Morala, como ya hizo en febrero, insistió en que Ponferrada necesita un «Plan Estratégico» que ofrezca en primer lugar un diagnóstico de sus problemas, agravados ahora con la crisis del Covid-19, tanto en su vertiente sanitaria como socioeconómica, pero también a unos niveles más «emocionales» después de más de dos meses de confinamiento.

Abstención sobre CC OO

Morala prefirió no pronunciarse sobre la alegación que ha presentado la representación sindical de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento, que reprocha defectos de forma, y sobre todo, denuncia que el equipo de gobierno habría vulnerado el derecho a recibir información sobre la municipalización del Servicio de Recaudación, a la que no se oponen. «Respetamos el derecho de información de los sindicatos. El que tiene un problema con Comisiones Obreras es el alcalde», afirmó para adelantar la intención de su grupo de pedir votar por separada el asunto de la alegación y el del presupuesto para abstenerse en la cuestión que plantea la parte social.

Plan Estratégico

Morala insiste en que Ponferrada necesita un Plan Estratégico adaptado a la nueva realidad

El alcalde ha expresado su «preocupación» y su «sorpresa» por la alegación sindical en un momento en que aún está pendiente de cerrar la negociación sobre al acuerdo marco y el convenio colectivo de la plantilla municipal, que ha chocado, aseguró Ramón, con la pretensión de CC OO de añadir una mejora en la retribución salarial que reciben determinados trabajadores del Ayuntamiento.

El PP rechaza el presupuesto, pero ofrece consensuar modificaciones