viernes. 27.01.2023
El próximo lunes 19 de diciembre, el hombre será juzgado en la Audiencia por abusos sexuales. RAMIRO
El próximo lunes 19 de diciembre, el hombre será juzgado en la Audiencia por abusos sexuales. RAMIRO

Los tribunales de justicia proponen doce años de prisión para un berciano acusado de abusos sexuales. El hombre será juzgado en la Audiencia Provincial de León el próximo día 19 de diciembre. La Audiencia Provincial pasará vista oral en esa jornada de lunes por la acusación de abusos sexuales, que pesa sobre el encausado.

El sospechoso es tío, por parte de madre, de la menor, que tenía entre los 6 años y los 12 años de edad cuando el sospechoso, de forma intencionada, continuada y con ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, sin utilizar la fuerza ni mediar violencia o intimidación, aprovechando las ocasiones en que acudía al domicilio de su hermana, con la que el encausado convive, y en ausencia de ésta, atraía a la niña hasta su habitación dándole notas en las que le ponía que si le podía tocar sus partes íntimas le daba lo que quería.

«En ocasiones, le ponía en las mismas textualmente si le dejaba tocarle el sexo y, una vez en la habitación, él se despojaba de su ropa de cintura para abajo y la tumbaba en la cama y, unas veces por encima de la ropa y en otras ocasiones sin ropa ya que le quitaba el pantalón o la falda que ella pudiera llevar o, incluso, toda la ropa, incluida la ropa interior, empezaba a tocarle las piernas y luego ponía su mano en la vagina llegándole a introducir los dedos y le rozaba con el pene por la vagina no llegando a introducirle el mismo aunque sí le pidió, en numerosas ocasiones, que le chupara el pene a lo que la menor accedió», explica el Ministerio Fiscal.

Insistencia
Además de los abusos sexuales, el hombre envió grabaciones a su sobrina el pasado año 2021

En ocasiones, el encausado también le ponía vídeos pornográficos y le decía a la niña «que tenía que hacer lo mismo», además, también le envió audios en los que le decía «que era su favorita, que le ponía y que si fuera más mayor o ambos tuvieran la misma edad serían pareja» y en el año 2021 el encausado le volvió a enviar a la niña diversos audios vía Whatsapp en el que le decía, entre otras cosas, «cómo no me vas a poner mi vida, sí claro, te he dicho que, ehhh, lo que no han hecho otras mujeres, contigo, pufff, madre mía, es que, eso lo escuchaste, es que, que me pones, claro te lo estoy diciendo, te lo estoy diciendo y yo me he aguantado, sabes, porque me aguantado mi vida porque te quiero y no te quiero hacer daño porque sé que lo estas pasando mal», se apunta en el proceso de instrucción.

Esta situación le ha provocado a la niña alteraciones de tipo ansioso-depresivo así como dificultades a nivel de desarrollo personal (sentimiento de incapacidad, baja autoestima…) según se indica en el Informe de Valoración Psicosocial.

Por lo anterior, mediante Auto de fecha 10 de agosto de 2021 dictado por el Juzgado se decretó la prisión provisional comunicada y sin fianza.

Los hechos narrados son constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales en persona menor de 16 años, con acceso carnal por vía vaginal y bucal, concurriendo prevalimiento.

Así, se estima que procede la pena de 12 años de prisión y accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y la prohibición de comunicarse con la menor por cualquier medio y aproximarse a ella, a su domicilio.

Proponen 12 años de prisión para un acusado de abusos sexuales