sábado 21/5/22

La marcha del que ha sido presidente de Bodegas Emilio Moro durante los últimos 30 años, José Moro, por discrepancias internas sobre la «visión estratégica» del proyecto vitivinícola y el relevo de su hermano Javier Moro no afectará para nada al proyecto que la bodega vallisoletana tiene en marcha en el Bierzo desde 2016. De hecho, la construcción de la bodega propia en la carretera de Molinaseca continúa a buen ritmo con la intención de abrirla en la primavera del próximo año, según han confirmado fuentes de Bodegas Emilio Moro.

«Hemos invertido cinco millones de euros en la construcción de nuestras nuevas instalaciones en Ponferrada, que pretendemos inaugurar durante la primavera de 2023 para impulsar nuestros vinos de DO Bierzo. A nuestros primeros godellos, El Zarzal y La Revelía, sumamos en 2020 Polvorete, nuestra última creación; con la idea de incorporar a medio plazo nuestro primer tinto de la variedad mencía», subraya el comunicado de prensa con el que la bodega anunció los cambios en la compañía.

El Bierzo sigue siendo uno de los pilares de Emilio Moro más allá de quién este al frente, porque el proyecto encaja a la perfección en su «apuesta por un producto de calidad». De hecho, la bodega ha puesto en marcha una campaña titulada ‘Semana del godello,’ dedicada a los vinos elaborados en el Bierzo. «Nuestra intención es la de seguir reforzando estos vinos porque el potencial es enorme», afirmaron.

El proyecto de Emilio Moro en el Bierzo sigue intacto tras la salida de José Moro
Comentarios