domingo 18/4/21

El teletrabajo como aliciente para luchar contra la despoblación

Según explicó Courel, el actual declive demográfico de la comarca comenzó con la crisis económica de 2008, se agravó con el cierre de las minas y las térmicas y es aún ahora peor con la pandemia. En ese sentido, expuso algunos datos sobre la mesa, como que el 1 de enero de 2019 el Bierzo contaba con 122.394 habitantes y terminó perdiendo 1.373. «Desde 2009, la pérdida alcanza los 14.000 habitantes, más de un 10% de pérdida de población en poco más de una década», resaltó. Esa «sangría» se ceba, en su opinión, especialmente con los jóvenes, «que tienen que marcharse de El Bierzo ante la falta de oportunidades laborales. Con mucha suerte podrán conseguir un empleo precario y poco acorde a su formación académica. Lamentablemente la tasa de paro juvenil es algo que preocupa mucho en todo el país y que debemos afrontar de forma global y urgente. Pero siempre hay zonas donde esta tasa es tristemente grande, y el Bierzo es una de ellas. En el año 2020 el paro se ha incrementado en nuestra comarca un 17,95%», añadió.

Igual que las infraestructuras por carretera y tren, a su juicio es fundamental mejorar las telecomunicaciones en las zonas rurales. «Disponemos de un activo

importantísimo, que es un entorno especialmente bello y tranquilo para trabajar. Esto es algo que, aún siendo tan obvio, muchos descubrieron durante el confinamiento. El Bierzo es un lugar idóneo para el teletrabajo», dijo.

El teletrabajo como aliciente para luchar contra la despoblación