domingo. 29.01.2023
                      Adolfo Canedo. L. DE LA MATA
Adolfo Canedo. L. DE LA MATA

La situación política municipal de Cacabelos lleva camino de convertirse en el guión de una película de suspense. Sin alcalde oficial tras la marcha del socialista Junior Rodríguez, sin dejar ordenada la sucesión, la pelota para solventar el problema administrativo pasaría al concejal de mayor edad, que en este caso le corresponde al que fuera regidor de la villa del Cúa, el popular Adolfo Canedo.

Canedo tiene la potestad tan sólo de firmar el acta de convocatoria de pleno y presidir la mesa para constituir nueva Alcaldía con la incorporación del nuevo equipo de gobierno. Pero, Adolfo Canedo carece de legitimidad administrativa para elaborar el documento que debe firmar. Y así, tiene que ser el área administrativa de la Secretaría Municipal la que elabore y le pase el documento para que lo firme y así poder convoca el pleno.

De esta forma, Adolfo Canedo decía ayer a este periódico que en cuanto le pasen el documento lo firma de inmediato; porque otra cosa no puede hacer, dado que no depende de él hasta se que lo aporte la secretaria.

Pero, como en Cacabelos parece por momentos que todo tiene que complicarse, la situación de impas administrativo y político se prolonga debido a que la secretaria está de vacaciones y la previsión es que no regrese hasta la próxima semana, dado que está fuera del municipio.

Adolfo Canedo dijo que el pasado viernes consultó a la secretaria si él podía elaborar ese documento y firmarlo. Y la respuesta de la secretaria fue que sólo podía firmarlo, dado que no está capacitado por ley para elaborar dicho documento administrativo.

IU, Nóminas y proveedores

Así las cosas, desde Izquierda Unida, su portavoz y socio de gobierno del anterior alcalde, Gonzalo García, decía ayer que el Ayuntamiento de Cacabelos está en una situación «preocupante», dado que si antes de fin de mes no se convoca el pleno y se elige al nuevo alcalde o alcaldesa, peligra el cobro de nóminas de toda la plantilla y también a proveedores, así como certificados de empadronamiento y demás trámites que precisa de la firma del alcalde. Gonzalo García recuerda que la idea era convocar el pleno para el sábado pasado, dado que el expediente con los nuevos concejales estaba ya preparado. Pero, ahora el problema es que Adolfo Canedo no puede firmar el documento si antes la secretaria no se lo presenta.

Las vacaciones de la secretaria retrasan el pleno de Cacabelos
Comentarios