martes. 07.02.2023

Lo que más indigna al presidente de la junta vecinal de San Facundo es el dinero que los vecinos tendrán que desembolsar para poder ver la televisión, un servicio que -”recordó-” es público y debe ser accesible a todo el mundo. Cada uno de los descodificadores que los habitantes tendrán que instalar valen entre 150 y 200 euros, aseguró Vila. A esto se suma que los aparatos no pueden comprarse en cualquier centro comercial, sino sólo en los lugares autorizados y que un descodificador sólo da servicio a una televisión, por lo que quien tenga más de un televisor deberá adquirir más de un descodificador.

Para aquellos que no estén empadronados la situación es todavía peor, puesto que ellos no entran en el cupo de la parabólica y deberán hacerse cargo de un gasto medio de 416 euros si quieren recibir la señal. Al menos esto es lo que se deduce de los cálculos realizados por pedáneo de San Facundo.

«Nos encontramos ante un agravio sin precedentes, aquellas personas que tengan dos televisores tendrán que pagar de media unos 400 euros», apuntó. Ni siquiera las televisiones con TDT incorporada podrán verse sin la parabólica y el descodificador. Lo que no entienden estos vecinos es por qué ellos tienen que pagar más que el resto y por qué se les ofrece un servicio de peores características.

«Por qué San Andrés de la Fuente, que está al lado de San Facundo puede adaptar su receptor a la tecnología y nosotros o Tremor de Abajo no. Se trata de una discriminación en toda regla», denunció Vila, al tiempo que pidió a las administraciones competentes una respuesta y una solución. «Que no pongan de cortapisa el número de habitantes y mucho menos que estés o no empadronado».

Los vecinos deberán pagar entre 150 y 400 euros por la tecnología
Comentarios