sábado. 04.02.2023

dl | ponferrada

Melania López Farelo tenía 88 años y vivía sola en Villagroy, un pueblecito de no más de 200 habitantes situado en las montañas del municipio de Corullón. Su casa carecía de calefacción y en ella vivía rodeada de una gran cantidad de enseres, muchos inservibles. Tenía un hermano y varios sobrinos que, según algunos vecinos, le pidieron que dejara la vivienda y se trasladase a un centro o residencia para mayores, donde estuviera atendida y pudiera disfrutar de las comodidades de las que carecía. Pero la anciana se negaba siempre a esa recomendación, no quería dejar ni su casa ni su pueblo.

El caso de Melania no es un excepción, ya que son muchos, sobre todo en las zonas rurales del Bierzo Oeste, los mayores que viven solos, con escasez de comodidades tan básicas como puede ser un sistema de calefacción adecuada cuando el termómetro marca bajo cero y que, sin embargo, se niegan a abandonar sus hogares y lo que ellos consideran sus raíces.

Villagroy hasta el final
Comentarios