jueves. 07.07.2022

La Consejería de Movilidad y Transformación Digital, ante el aumento de los servicios prestados por el centro de supercomputación de Castilla y León, Scayle, está «trabajando ya» en la construcción de una sede propia. La consejera de este departamento, María González Corral, ha adelantado esta iniciativa durante su comparecencia en la Comisión correspondientes de las Cortes autonómicas, a la que ha acudido para dar a conocer los proyectos de su área para la legislatura que acaba de comenzar.

«El progresivo incremento de los servicios prestados por el Centro desde su creación obliga a estar trabajando ya en la construcción de una sede propia», ha subrayado.

Para asegurar la prestación de esos servicios, González ha expuesto que seguirá modernizando y actualizando las infraestructuras con las que cuenta Scayle, contando para ello con financiación europea por importe de 15 millones de euros.

Se ha referido al supercomputador Caléndula, que proporciona a los usuarios la capacidad de cálculo intensivo para múltiples aplicaciones y ha dicho que el objetivo es multiplicar por 20 su potencia de cálculo hasta alcanzar al menos los 10 PetaFlops, para permitir a las empresas y los grupos de investigación de la Comunidad competir a nivel mundial.

La Redcayle, la red de I+D+i de la Junta de Castilla y León —red de comunicaciones que enlaza las universidades, centros de investigación y centros educativos de la Comunidad—, ampliará su ancho de banda con enlaces de 100 Gigabits por segundo.

Opencayle, el sistema de almacenamiento masivo de datos para científicos y los centros de I+D+i y la granja de virtualización - conjunto de servidores que proporcionan servicios de almacenamiento virtual o cloud computing a las administraciones públicas verán ampliada su capacidad, ha agregado.

Ha subrayado además dos relevantes programas que Scayle va a desarrollar en esta legislatura, en materia de computación y comunicaciones cuánticas. Son programas que, con una inversión de cuatro millones de euros, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, facilitarán la creación de un ecosistema de grupos de investigación y empresas en tecnologías avanzadas en este campo. Se trata del programa Q-Cayle, de comunicaciones cuánticas, con el objeto de mejorar la seguridad en las comunicaciones electrónicas y el programa Quantum Enia, para desarrollar un computador cuántico de altas prestaciones.

Corral: «El centro de supercomputación tendrá una sede propia»