lunes. 15.08.2022
undefined
El presunto asesino retuvo en una vivienda a su yerno como rehén durante muchas horas. NACHO GALLEGO

Familiares y amigos de Dionisio Alonso, el hombre de 45 años a quien el viernes mató de un disparo un vecino y amigo suyo en el municipio vallisoletano de Santovenia de Pisuerga, se han despedido este sábado del fallecido en un ambiente marcado por el dolor y la tensión.

La sala 03 del tanatorio El Salvador en Valladolid ha acogido esta mañana los restos del fallecido en una sala todavía con el aforo limitado a diez personas por la pandemia, precedido por un libro de firmas de los visitantes en el que se han trasladado mensajes de cariño al fallecido como "el mejor tío del mundo".

A primera hora de la mañana, ese libro ya contaba con media docena de mensajes de cariño, apoyo y recuerdo a Alonso y a sus familiares, visiblemente afectados. Los allegados no han hecho declaraciones y personas cercanas a la familia han pedido, en declaraciones a Efe, que se respete "su intimidad" y han reconocido "que hay tensión" tras el crimen.

Ayer, Santovenia de Pisuerga, una tranquila localidad dormitorio de unos 5.000 vecinos, en el alfoz de Valladolid, vivió doce horas tensas después de que Pablo S., alias Chiqui, matara a Dionisio de madrugada y se atrincherara después en su casa con un rehén, y disparara al jefe del operativo negociador, el teniente coronel de la Guardia Civil Pedro Alfonso Casado, que permanece estable dentro de la gravedad.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han explicado que la noche ha transcurrido con calma en Santovenia de Pisuerga, donde una reyerta previa ocurrida sobre las 18.00 horas del jueves en la que participaron doce personas fue el origen del crimen, según informó la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, en declaraciones a los periodistas en Santovenia.
Algunas de estas personas tuvieron que recibir asistencia en un hospital de Valladolid por heridas leves, entre ellas Dionisio A.P. -el fallecido-, de 45 años , y uno de sus hijos, de 27.

Lo que motivó esa primera reyerta, según los vecinos de la zona y la suegra del fallecido, Encarnación Arias, fue una desavenencia entre la mujer del Chiqui, autor del disparo, y la de la víctima, Dionisio.

Esta mañana se ha celebrado una misa comunitaria por las cuatro personas fallecidas que se velan en este momento en el tanatorio del Salvador, en Valladolid, entre ellas Dionisio Alonso, a la que han asistido algunas personas de su entorno y está previsto otro acto de despedida esta tarde a las 18.30 horas, previo a su incineración. 

Familiares y amigos despiden a la víctima de Santonvenia en un ambiente tenso
Comentarios