miércoles 13.11.2019

La financiación pública por alumno en la universidad cayó un 2,35%

Castilla y León ha pasado de invertir 5.927 euros por estudiante a 5.788 euros en 2015.

efe | valladolid

La financiación pública por estudiante universitario de Castilla y León pasó de 5.927 euros en 2009 a 5.788 en 2015, un 2,35 por ciento menos, aunque la aomunidad pasó del decimosexto al décimo lugar autonómico en ese indicador en el citado periodo.

También varió, en esa línea, la financiación pública de la universidad en términos del PIB, que pasó de suponer un 0,76 por ciento en el caso de Castilla y León en el 2009 a un 0,69 al final de la crisis, según el informe del Observatorio del Sistema Universitario «¿Quién financia la universidad? Comparación entre comunidades autónomas en España, Europa y la OCDE» presentado ayer. El estudio indica que cinco comunidades autónomas -Baleares, Navarra, Castilla La Mancha, La Rioja y Cataluña- están por debajo de todos los países de la OCDE en financiación pública de las universidades, mientras que Andalucía es una única región que se sitúa por encima de la media europea.

Esa es una de las conclusiones del citado informe que ofrece datos sobre la financiación de las universidades públicas y su evolución entre 2009 y 2015, último año del que se dispone de datos oficiales.

El sexto país

El informe destaca que España es el sexto país de los 28 europeos que gasta una proporción más pequeña de su riqueza en universidades (1,08 % del PIB), frente a la media de la OCDE (1,37%) y de la UE 22 (1,27%) e implica que sólo dos CCAA alcanzan la media de la UE22 (Andalucía y Comunidad Valenciana), y sitúa a 5 de ellas por debajo de todos los países de la OCDE. Además, el estudio, elaborado por la profesora Vera Sacristán, pone también de manifiesto que España se ha alejado de los países de la OCDE durante los años de la crisis.

Así, mientras que en 2009 el gasto total por estudiante en las universidades españolas era superior a las medias de la OCDE y la UE21, en 2014 en España el gasto por estudiante se sitúa un 16,8 % por debajo de la media de la UE22, y un 13,1 % por debajo de la media de la OCDE.

La financiación pública por alumno en la universidad cayó un 2,35%