domingo 05.07.2020

La Junta trabajará en la captación de inmigrantes contra la despoblación

El consejero de Empleo preside la reunión del Consejo de Política Demográfica .
La Junta trabajará en la captación de inmigrantes contra la despoblación

efe | valladolid

Castilla y León afrontará a lo largo de esta legislatura (2015-2019) los retos de mejorar el índice de natalidad y de propiciar la llegada de inmigrantes, como puntos de apoyo para la recuperación económica y reequilibrio territorial en una comunidad autónoma extensa y poco poblada.

No obstante, el reciente inicio de una recuperación económica ha elevado a más de 50.000 personas el censo de inmigrantes en Castilla y León, que cada año suma 17.000 nuevos habitantes, observó el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, antes de asistir ayer en Valladolid a una reunión del Consejo de Política Demográfica.

De carácter consultivo, participativo y de debate entre la sociedad civil y las administraciones públicas, el Consejo de Política Demográfica fue constituido el pasado 25 de abril y ayer celebró su primera reunión operativa con representantes de más de una treintena de organizaciones, asociaciones y entidades.

El objetivo es incentivar el crecimiento de la población, cuestión que «en España no nos tomamos con la debida intensidad» a excepción de ocho comunidades autónomas donde la despoblación es un problema grave: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Asturias, Galicia, Cantabria, Extremadura y La Rioja.

El reciente debate de las pensiones, su viabilidad en el plazo de unos años debido a la escasez de contribuyentes, ha situado «en primera línea» el asunto de la demografía en España, también gracias al empeño de esas comunidades autónomas que el pasado 28 de octubre se reunieron en Cuenca dentro de un foro cuyas conclusiones han conocido los miembros del Consejo Demográfico de Castilla y León.

Entre estos figuran partidos políticos, sindicatos, organizaciones profesionales agrarias, humanitarias, municipios, universidades, colectividades de inmigrantes, de emigrantes de Castilla y León en el exterior, cooperativas agropecuarias, hosteleros y restauradores, el Consejo de la Juventud, la Federación Regional de Municipios y Provincias y Cáritas.

La reunión ha servido para constituir cuatro grupos de trabajo especializados en inmigración; emigración; jóvenes; y empleo y dinamización económica, así como para fijar objetivos, normas de funcionamiento y criterios para la revisión de la Agenda de la Población como principal patrón de referencia.

«Este es un momento muy oportuno para afrontar los retos demográficos», resumió Fernández Carriedo en alusión al repunte económico del país, convencido de que la recuperación del empleo implicará un aumento de la natalidad.

El consejero asignó un protagonismo especial a la población inmigrante, por cuya integración social y laboral ha apostado.

La Junta trabajará en la captación de inmigrantes contra la despoblación