martes 19/10/21

Villalar pierde su nombre y dejará de promover el sentimiento de Comunidad

El nombre del municipio vallisoletano de Villalar de los Comuneros, donde cada 23 de abril se celebra el Día de Castilla y León, dejará de figurar en la fundación que llevaba su nombre, que pasa a denominarse Fundación Castilla y León, y que también pierde el fin de acrecentar la conciencia regional.

Se trata de abrir miras «y no constreñirnos a la historia», de «mirar al futuro, no al pasado, con los nuevos retos que tiene la Comunidad», sostuvo ayer el presidente de las Cortes regionales y de la Fundación, Luis Fuentes, en la rueda de prensa posterior a la reunión técnica de la modificada fundación Villalar.

SENTIRSE MÁS REPRESENTADOS

El nuevo nombre de la fundación «engloba el sentimiento de todos los castellano y leoneses» frente a la que llevaba el de Villalar, y en la que «había ciudadanos de Castilla y León que podían no sentirse participes o representados», explicó Fuentes.

El titular del Parlamento autonómico recordó que no asistieron los miembros de Unidas Podemos, la UPL, la patronal Cecale y el Consejo de Universidades, y se reafirmó en cuestionar que la Fundación Villalar-Castilla y León cumpliera con sus fines, lo que le llevó a pedir su eliminación.

El presidente de las Cortes valoró el tono cordial de la reunión, en la que prácticamente las decisiones se tomaron por unanimidad, salvo la voz del alcalde de Villalar, Luis Alonso Laguna, que defendió mantener el nombre de la fundación.

PARA ESO NO HACE FALTA

A pesar del cambio en el nombre, aparejado de algunos fines en sus nuevos estatutos, la fundación seguirá organizando los actos del Día de la Comunidad en la localidad de Villalar y también tiene «los derechos» sobre la organización de los quinientos años de la derrota de los comuneros contra las tropas de Carlos V que se cumplen en el 2021, ha referido Fuentes.

Como principal novedad, la fundación pierde el objetivo de acrecentar el sentimiento de pertenecer a Castilla y León, algo «que todos tenemos en el interior, ese sentimiento de pertenencia» para el que no hace falta una Fundación, ya que «unidos estamos mejor que desunidos».

Villalar pierde su nombre y dejará de promover el sentimiento de Comunidad