viernes. 01.07.2022
DL21P36F3-18-45-24-0.jpg

Un cinturón de caballero, un reloj acuático, un llavero o una carterason algunos de los objetos que comercializa la empresa leonesa Seguridad Centinela como apoyo en la seguridad de las personas con alzhéimer. En los comienzos de la enfermedad, hay personas que aún tienen autonomía para andar y tienden a extraviarse. Con los centinelas electrónicos instalados en sus objetos cotidianos la familia o personas a cargo pueden saber en cualquier momento donde se encuentra esa persona. «La mayoría de las veces no necesitan ni ponerse en contacto con nosotros porque desde su móvil ven dónde están y pueden ir en su búsqueda», explica el ingeniero y fundador de la empresa Diego Huerta. La geolocalización y desarrollo del internet de las cosas que proporcionan estos dispositivos sirven para gestionar nuevos negocios como el alquiler de patines —León aún no cuenta con este servicio— o flotas de automóviles. El control de fincas, de cosechas, antifurtivos, antirrobo de maquinaria... se realiza sin que los ladrones lo puedan detectar y destruir mediante el uso de rastreadores de frecuencias, asegura el ingeniero.

Un centinela para personas con alzhéimer
Comentarios