viernes 28/1/22
                      Manifestación en Viena, Austria. CHRISTIAN BRUNA
Manifestación en Viena, Austria. CHRISTIAN BRUNA

La ultraderecha austríaca protagonizó ayer las protestas contra la vacunación obligatoria y el confinamiento de toda la población dictados por el gobierno del canciller federal, Alexander Schallenberg, para atajar la epidemia de coronavirus. Manifestaciones que desembocaron en enfrentamientos con la policía en el centro de Viena, donde los agentes detuvieron a más de diez personas. La policía cifró entre 12.000 y 35.000 el número de participantes, mientras los organizadores hablaron de hasta 100.000 asistentes.

Respondían a distintas convocatorias, entre otros, del ultranacionalista y euroescéptico Partido Liberal Austríaco (FPOE) y el llamado Movimiento Identitario, de ideología neonazi. Entre los asistentes hubo notorios nostálgicos del III Reich como el empresario de Carintia Martin Rutter,que en su discurso a los participantes habló de «nuestro bello pueblo alemán». En Holanda, al menos dos personas resultaron heridas por disparos de bala y 51 fueron arrestadas durante los fuertes disturbios registrados en la ciudad neerlandesa de Róterdam, donde se convocó una protesta en redes sociales contra las restricciones aplicadas por el Gobierno para frenar la pandemia.

Centenares de personas protestaron ayer en Roma contra el certificado digital covid de la Unión Europea, obligatorio en el país para entrar en cualquier espacio laboral público y privado desde el pasado 15 de octubre.

Violentas protestas en Austria contra el confinamiento