sábado. 28.01.2023
El BBVA es el primer miembro benefactor del museo del Prado, merced al convenio suscrito ayer por el presidente del entidad, Francisco González, y el presidente del Real Patronato que gobierna el museo, Eduardo Serra, rubricado en presencia del director del Prado Miguel Zugaza. El banco aportará 2,5 millones de euros y se convierte en patrocinador exclusivo de dos exposiciones temporales, mientras que museo inaugura con este convenio un nuevo programa de miembros corporativos. La primera de las dos muestras patrocinadas por el BBVA será la dedicada a Vermeer y la pintura holandesa del XVII que será uno de los hitos de la temporada. Incluirá nueve obras de Johannes Vermeer, el apreciado y exquisito maestro holandés del que se conservan menos de cuarenta pinturas en todo el mundo. Será la primera vez que se contemple en España la pintura de Vermeer, artista que carece de representación en al colecciones públicas españolas. En su nueva condición de miembro benefactor, el BBVA se compromete a colaborar con el Prado durante los próximos cuatro años. Continúa así su estrecha colaboración con la primera pinacoteca española, formalizada ahora mediante este convenio marco pero que había materializado antes en grandes exposiciones del Prado, como las dedicadas a Zurbarán (1988), Ribera (1992), Goya (1996) y Los cinco sentidos y el arte (1997). El programa La firma de este convenio es el primer paso en el desarrollo del programa de miembros corporativos del museo del Prado. Un programa que contempla tres categorías -benefactores, protectores y colaboradores- y que abre «una nueva etapa en un momento crucial del museo» según un Eduardo Serra que confesaba su «enorme satisfacción». También expresaba su satisfacción Francisco González. «Con estas acciones queremos acercarnos a al sociedad y contribuir a su bienestar», dijo. «No se trata de una actividad coyuntural ya que desarrollamos un programa muy amplio en todo el mundo que abarca campos muy diversos», resumía González . La condición de miembro benefactor implica un compromiso a cuatro años y un aportación mínima de 2,5 millones de euros «con la que el museo financiará su programas prioritarios». Además «la institución benefactora ejercerá el patrocinio en exclusiva de proyectos vinculados a cada programa». En el acaso del BBVA queda por determinar cuál será la segunda muestra que patrocinará en exclusiva tras la dedicada a Vermeer entre febrero y mayo.

El BBVA se convierte en benefactor del Museo del Prado
Comentarios