lunes 1/3/21

Checa se sumerge en 200 años de prensa regional

Historiador y director de periódicos lanza un gran ensayo de interpretación
Antonio Checa Godoy lanza un gran ensayo de interpretación titulado ‘La prensa castellano y leonesa. 1793 a 1975’. RAMIRO

La prensa castellano y leonesa (Editorial Fragua) es todo un cajón de sastre de los periódicos regionales en forma de ambicioso ensayo. De hecho, el epígrafe delimita el estudio desde 1793 a 1975, año total de cambios en España con la muerte de Franco y el fin de la Dictadura. Pero la prensa ya estaba ahí. Antonio Checa Godoy (Jaén, 1946) es profesor jubilado de la Universidad de Sevilla. Dirigió El Adelanto, de Salamanca. Gran historiador de los medios, no solo españoles, preside actualmente el Consejo Audiovisual de Andalucía.

El libro viaja por todas las provincias de Castilla y León, y por supuesto en esta provincia.

Así, se demuestra que León fue floreciente en medios, y el libro lo cuenta. Incluso con un índice curioso y escueto: «La Asociación. León. Republicano. 1869-1872». También existió «El Campeón. Independiente, luego posibilista. 1884-1897». Son las formas concretas de describir la diversidad ideológica del momento y momentos históricos. Otro ejemplo: «El Heraldo de León. Liberal. De 1896-1905».

El relato general surge a partir de la propia configuración actual de Castilla y León. Así, dice: «Nueve provincias que configuran hoy la más extensa comunidad autónoma europea y en ella más de un centenar de ciudades que han creado desde el siglo XVIII varios miles de periódicos, una veintena de los cuales han superado o bordeado el siglo de existencia», inicia Antonio Checa.

Y se habla de un apasionante mundo que tomaba su forma y en donde la prensa jugaba un papel crucial. «Historias de imprentas y periódicos dándose la vida unos a otros. Periódicos del cacique y contra el cacique. Periódicos con la enseñanza como preocupación y la situación del maestro como reivindicación. Revistas religiosas, que se dirigen a la parroquia inmediata o buscan la internacionalidad de las misiones. Centenares de artículos con la eterna queja sobre la postración del campo y el olvido de los pueblos, muchas décadas antes que se hable de la España vacía. La tragedia de guerras, como la civil de 1936-1939 o la de la Independencia, con sus secuencias de sangre o cárcel. No abunda la vanguardia, pero si el tesón. Bien pocos se enriquecen con la prensa, algunos consiguen al menos vivir gracias a ella, muchos se empobrecen, o incluso arruinan, por su causa», se puede leer.

En definitiva una historia que no ha de ser lejana, puesto que es la historia de los periódicos, y sobre todo de los periodistas, «en una visión por encima de localismos, pero no al margen de esfuerzos e inquietudes locales. Con muchos textos de los propios medios y testimonios. Dos siglos de la historia de Castilla y León», explica el autor.

Checa se sumerge en 200 años de prensa regional
Comentarios