miércoles 8/12/21

camino gallego | león

Fue el lunes 27 de febrero de 1978 y el entonces ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, visitó dos comarcas leonesas. Primero fue a La Cabrera, y se detuvo en La Baña y en Truchas. En las calles había nieve que se transformó en barrizal por el trasiego de la gente que acudió. Y para evitar que el ministro se manchara los zapatos lo llevaron en volandas entre el informador de Radio Nacional de España Luis Arribas y uno de los conductores del Parque Móvil, como se ve en la foto. Así atravesó Rodolfo Martín Villa la zona embarrada sin que a los demás presentes parezca sorprenderles. Sólo una persona a la derecha se sonríe mientras mira al suelo embarrado. Aquella visita, al poco de ser nombrado ministro, despertó muchas expectativas, que al final no se cumplieron. Martín Villa prometió un patronato para La Cabrera como el que tenía Las Hurdes y se interesó por mejorar las infraestructuras (con un coste de 343 millones de pesetas), la pavimentación y el saneamiento de los pueblos. Después estuvo en Riaño (a donde se trasladó tras almorzar en La Bañeza), en un concejo abierto con los alcaldes y presidentes de las juntas vecinales de los pueblos afectados por el embalse, tras visitar el lugar donde se ubicaría el Nuevo Riaño, del que contempló la maqueta. Prometió resolver de inmediato la instalación de un repetidor de televisión y mejorar la telefonía.

La exposición DIARIO DE LEÓN: 110 AÑOS DE VERDAD A TRAVÉS DE SU OBJETIVO se puede ver de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas de lunes a sábado y los domingos de 10.00 a 14.00 horas. La entrada es libre y gratuita

El día que Martín Villa no se embarró
Comentarios