martes 26/10/21

La Fundación Merayo homenajea a Dante

En conmemoración del 700 aniversario de la muerte del poeta florentino, la fundación organiza un curso sobre su obra
El artista y escritor Adolfo Álvarez Barthe es el director del curso. CUEVAS

La Fundación Merayo ha organizado un cursillo-homenaje para conmemorar el 700 aniversario de la muerte del poeta florentino Dante Alighieri, que será impartido por Adolfo Álvarez Barthe (León, 1964) entre los días 3 y 5 de septiembre en la sede de la entidad, ubicada en la localidad de Santibáñez de Porma.

Álvarez Barthe abordará, a partir de las 20.00 horas, La vida y obra de Dante en su contexto histórico, La obra de Dante en otros conetxtos históricos y La Divina Comedia, considerada la obra maestra de la literatura italiana. Álvarez Barthe ha realizado más de 30 exposiciones individuales a lo largo y ancho de la geografía española y más de 60 exposiciones colectivas entre las que se incluyen varias ferias internacionales en España, Italia y Bélgica.

En 2002, la Fundación Vela Zanetti de León le dedicó una exposición antológica de su obra bajo el título El teatro de la memoria, mientras que en 2010 el Instituto Leonés de Cultura organizó una exposición retrospectiva sobre su obra con el título de Pervivencias. En 2017 la Casa de América, en Madrid, expuso su particular visión de la historia y la pintura en una muestra centrada en la conquista de América durante el reinado de los Austrias. En 2018 la Fundación Merayo mostró su serie Simurg, inspirada en los grandes poemas sufíes persas.

Datos del curso

Adolfo Álvarez Barthe impartirá las ponencias entre los días 3 y 5 del mes de septiembre

Ha publicado artículos en la prensa especializada y sobre la figura del pintor, actor y científico leonés escribió Luis Sáenz de la Calzada. Un ensayo biográfico.

El día 5 de septiembre, como broche de oro, los siete alumnos del curso de narrativa de Mariposa Ediciones y su profesora pondrán en escena la breve obra de teatro Divinos Comediantes, en la que cada uno de ellos ha redactado un texto —en su correspondiente rol— exaltando la importancia de La Divina Comedia.

«Sara Levesque encarna a un empleado del Purgatorio. Recibe a cada pecador, atiende su testimonio y hace las veces de juez con cada uno de ellos. Gari Ferrero adopta el rol de la más altiva soberbia. Borja Vilariño Pereira representa la cruenta envidia. Cristina Díez simboliza algo tan común como es la ira. Conchi Hernando es capaz de incorporarse de su cama para personificar la pereza. Azucena Nieto reproduce la avaricia más ambiciosa. Inma Reyero se come el escenario con su papel de gula. Y Marina Díez conquista al público con su lujuriosa actuación», ha avanzado la Fundación.

La Fundación Merayo homenajea a Dante
Comentarios