martes 7/12/21
Felipe Zapico | escritor

«La poesía no interesa porque obliga a la gente a pensar»

Bien podría acoger el Gran Café uno de sus tantos conciertos, pero hoy la música se convertirá en poesía de la mano del leonés Felipe Zapico, que presenta su última publicación ‘Balances Parciales’.
Zapico estará acompañado por Pedro Trapiello y Javier Zabala.

Líder en los años 80 del grupo de rock Deicidas, el leonés Felipe Zapico ha trabajado como actor, escritor y músico, «siempre desde la agitación cultural y bajo las banderas de la independencia y la irreverencia». Hoy presenta en la capital su nueva obra, Balances Parciales, un poemario hecho de poemarios que agrupa todo lo escrito desde Litros de versos, su anterior publicación.

—Dice que suele enfrentarse a la adversidad a golpe de verso...

—La adversidad siempre está pendiente de nosotros.

—Ya lo ha presentado en Extremadura y la acogida ha sido buena. ¿Qué espera ahora de su tierra natal?

—Bueno, siempre digo que con enganchar a unas diez personas por lugar me doy por satisfecho. De todos modos León siempre me ha dado mucho. Escribo para mí pero como aseguraba Gamoneda esta misma semana, una vez que la poesía se hace pública es de la gente y cada uno puede sacar mil vivencias diferentes de un mismo poema.

—¿En qué arte se encuentra más cómodo?

—No lo sé... Ahora mismo en la música y la escritura.

—¿Tan mala es la salud de la poesía en España?

—Sí, pero no te engañes, siempre lo ha estado por la sencilla razón de que obliga a la gente a pensar. En un país donde cinco millones de personas siguen a diario Sálvame no hay cabida para el pensamiento. La poesía está en la calle, en los bares, en el 15M. De hecho nunca ha habido tantos recitales como ahora.

—En León tenemos la receta para crear genios de este arte...

—Así es, no tengo muy claro si será cosa del agua, del chorizo curado o el frío... pero algo extraño hay. Bueno, en realidad cuando conoces otros lugares te das cuenta que también tienen grandes poetas.

—Está claro que ha sido muchas cosas en la vida pero, ¿qué no le gustaría ser jamás?

—Político o juez.

—¿Espera algo del nuevo Gobierno?

—No espero nada de nadie, pero tampoco lo esperaba con los socialistas.

—¿Le parecen bien los recurrentes recortes en Cultura?

—Te diré que no tengo muy claro yo que los poderes públicos deban actuar en la cultura, no al menos como lo están haciendo ahora mismo. Si acostumbras al personal a que todo se subvenciona, acaba por dar igual ver un espectáculo o no. Además los gobiernos tienden a beneficiar a ciertos sectores afines y a despreciar a otros que no piensan como ellos.

—Siempre ha sentido una atracción por lo prohibido...

—Es que no entiendo por qué demonios se tiene que prohibir algo. Encima ahora le sumamos el ‘políticamente correcto’ que no lo soporto. El siguiente paso será que nos pidan autoprohibirnos.

—Que un ilustrador del prestigio de Javier Zabala colabore en ‘Balances Parciales’ dice mucho del nivel de los textos...

—Para mí ha sido un auténtico honor trabajar con él. Conozco a Javier desde hace muchos años, recuerdo que cuando presenté Litros de versos en Madrid en el 2010 acudió al acto y me preguntó si podría hacerme algún dibujo. Quedé sorprendido y agradecido por igual.

—¿Cuál será su siguiente publicación?

—El ladrón de peras, otro poemario con vivencias del día a día que verá la luz en el 2012.

«La poesía no interesa porque obliga a la gente a pensar»
Comentarios