sábado 24.08.2019

«No hace falta ser la Thyssen para levantar un museo»

El Museo Liceo Egipcio cumple cinco años de vida y lo celebra con toda una batería de iniciativas de cara a este curso y los próximos: un máster universitario, una beca, la ampliación de la colección, nuevos proyectos de investigación, la gratuidad de las visitas guiadas y un refuerzo de la oferta formativa..
«No hace falta ser la Thyssen para levantar un museo»

e. gancedo | león

«Lo importante es haberlo conseguido». Cuando a Raúl López, el responsable del Museo Liceo Egipcio de León, se le pregunta por lo más destacado del ‘inventario’ que está llevando a cabo con motivo de sus cinco años de existencia, lo primero a lo que alude no son las cifras de visitantes, ni el aumento de piezas, ni el nuevo máster en Egiptología o las becas para niños, ni siquiera la curiosa iniciativa Guardianes de los secretos. Él hace hincapié en haber logrado poner en marcha un tipo de museo «o más bien una forma de gestión cultural» «que hasta ahora no existía aquí».

López hizo ayer balance y presentó las nuevas iniciativas del museo junto al alcalde de la ciudad y la directora adjunta, Beatriz Cañas, y manifestó que este centro cultural —donde, además, una treintena de alumnos aprende actualmente egipcio jeroglífico— es un espacio «totalmente independiente, ajeno a subvenciones ni sostenido por ninguna fundación». Sus artífices ya no se encuentran, por tanto, ante la aspiración de un deseo sino ante una realidad visitada cada año por miles de personas —con especial dedicación al público escolar— y que no se queda en la exhibición de cerca de 600 piezas de arte faraónico, grecorromano, copto y africano (también art déco y estilo imperio, y grabados, cuadros y documentos) sino en la formación, en la apertura de muestras de arte contemporáneo, en la organización de eventos y presentaciones de libros, y hasta en el fomento de la música clásica, con la creación de un dúo de cuerda estable.

Antonio Silván, por su parte, recalcó que la colección del museo con sede en parte del Palacio Gaviria, en la calle Conde Luna, es «la segunda más importante de España» y señaló que ya forma parte «de la agenda cultural y patrimonial de León». «La clave —reflexionó Raúl López— no es sólo basarse en una cultura tan atrayente como la del antiguo Egipto... hay otro mito que hemos derribado y es que se puede levantar un museo y hacerlo sostenible económicamente sin ser hijo de la baronesa Thyssen». «Estamos trabajando en lo que nos gusta y lo estamos gestionando nosotros mismos. Somos nuestros propios jefes: en otras instituciones, los intelectuales no suelen tener capacidad de decisión», continuó.

Y así, entre las novedades de este año, el director enumeró la creación, junto a la Universidad de León, de un «máster en Egiptología y Tradición Egipcia en Occidente», que podría ponerse en marcha para el siguiente curso y donde impartirán clase algunos de los más eminentes egiptólogos españoles. Además, confirmó que están en proceso de adquisición de nuevas piezas —y reseñó que no son pocas las propias que ceden a otros espacios nacionales o internacionales, o que están siendo analizadas—, y anunció la creación de una beca para niños de entre 10 y 14 años apasionados por el mundo egipcio.

Otra de las iniciativas será la bautizada como Guardianes de los secretos, según la cual seis especialistas punteros en los más diversos campos (neurocientíficos, filósofos, escritores, historiadores, en la medida de lo posible vinculados a León) compartirán sus conocimientos con la sociedad en relación al término Renacimiento. «No entendemos el arte o la cultura como mera contemplación sino sobre todo en su capacidad de cambiar las mentes: vivimos tiempos en que debemos replantearnos muchas cosas», dijo López.

Por último, informó de que las visitas guiadas serán este año, todas gratuitas y que este lunes, a las 20.00, habrá un acto institucional en el Palacio Gaviria para celebrar este quinto aniversario.

«No hace falta ser la Thyssen para levantar un museo»
Comentarios