jueves 23/9/21
CULTURA ■ EXPOSICIÓN

Pintando Picos de Europa para un presidente

Carlos Sempere muestra en Bernesga su visión de los míticos paisajes leoneses
Una de las obras de Carlos Sempere que forman parte de la exposición de la galería Bernesga. CUEVAS

marcelino cuevas | león

«En el año 2008 —explica el artista Carlos Sempere— el pueblo leonés de Posada de Valdeón, enclavado en plenos Picos de Europa leoneses, decidió regalarle un cuadro al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y escogió un cuadro mío que, supongo, que seguirá decorando las paredes de la Moncloa». Lo cuenta un artista que está considerado como el último pintor de los Picos de Europa.

En pleno invierno es muy propio presentar imágenes de la espectacular comarca que comparten Asturias, Santander y León. Los majestuosos picos coronados por la nieve son, sin duda, los auténticos reyes del paisaje leonés.

El pintor alicantino Carlos Sempere ha querido alegrar la vista de los amantes de la buena pintura cubriendo las paredes de la galería de arte Bernesga con su peculiar visión de los paisajes de los Picos de Europa.

Sempere es un artista veterano que ha visitado León con sus óleos en muchas ocasiones, pero que en ningún caso había realizado una exposición dedicada en su mayor parte a las montañas del norte de nuestra provincia. Y no es que el pintor se haya inventado esos escenarios míticos. Contemplado meticulosamente sus cuadros podemos reconocer los picos más destacados, los más famosos, los más buscados por los buenos montañeros y por los apasionados de los grandes paisajes.

Explica Carlos Sempere que todo comenzó en los años setenta cuando contempló una postal de Picos «y me quedé a vivir en esa encrucijada que me robó el corazón. Hizo falta que las gentes de aquellos pueblos me hicieran ver sus paisajes de una forma diferente, para lograr plasmarlos en los lienzos con toda su grandeza».

Especializado en el paisaje el pintor busca las nieblas que acarician las enormes montañas. La nieve que adorna los picos de sus macizos. Los ríos que saltan gozosos entre las piedras de las torrenteras. Y se enorgullece de «haber sido el primero en pintar el Urriello, santo y seña del montañismo».

Pintando Picos de Europa para un presidente
Comentarios