jueves. 11.08.2022
El objetivo es restaurar los tramos más deteriorados y, en un futuro, recuperar todo el recinto

El Plan Director de la muralla será obra del leonés Melquiades Ranilla

Además de la actual subvención de 150.000 euros, el Ministerio promete «ayudas continuas»
ARCHIVO
Ya se conoce quién será el encargado de diseñar el Plan Director de la muralla de León, el documento básico para acometer la rehabilitación integral del recinto leonés que salió a concurso el pasado 28 de abril. Se trata del arquitecto leonés Melquiades Ranilla, uno de los mejores conocedores del patrimonio histórico leonés y, más específicamente, de su pasado romano. Con la salida a concurso de este trabajo, el Gobierno desbloqueó una muy necesaria actuación que llevaba más de tres años paralizada. Evelia Fernández, concejala de Cultura y Patrimonio, relata cómo transcurrieron los hechos: «En el 2004, las tres administraciones, Ayuntamiento, Junta y Gobierno, decidimos afrontar la recuperación total de la muralla romana de León; se realizaron los primeros estudios previos a la elaboración de un Plan Director y se solicitó éste al Ministerio de Cultura». «Con la moción de Amilivia -continúa la concejala- el proceso se paraliza y sólo por el interés personal del presidente Rodríguez Zapatero no se perdió la subvención de 150.000 euros ofrecida para acometer obras de urgencia». Fernández objeta que durante el mandato como alcalde de Mario Amilivia «se comenzaron a realizar pequeñas obras de limpieza y restauración en Puerta Castillo, pero esto no era lo más urgente que había que hacer en ese momento». «El verdadero protagonista tenía que haber sido el Plan Director y no se caminó para nada en ese sentido». Ahora, con la estrecha colaboración que se pretende entre municipalidad y Gobierno, no sólo se emplearán los ya citados 150.000 euros sino que esta cantidad, expresó la edil, «irá aumentando con el tiempo». De ella, además, se liberarán cuanto antes 60.000 euros para «afianzar las partes más débiles», caso de los conocidos popularmente como «los cubos». La muralla de León es una de las más antiguas de España y necesita de una adecuada y profunda limpieza, estudio, restauración y dotación de uso, cosa que hasta el momento ninguna administración ha encarado con seriedad y con miras a largo plazo. En este momento, la determinación de la actual Concejalía de Cultura y Patrimonio es «trabajar en firme» y «sin prisas» para realizar la mejor labor posible en la muralla romana leonesa. La mirada está puesta en la de la capital lucense, que en el año 2000 consiguió de la Unesco la declaración de monumento Patrimonio de la Humanidad. Se trata de todo un emblema de la ciudad, perfectamente rehabilitado y además, peatonal -entre otras cosas, porque siempre se usó como calle-. Evelia Fernández no descartó que algunos tramos de la de León también pudieran serlo. Una perspectiva insólita de la ciudad. | e. g.

El Plan Director de la muralla será obra del leonés Melquiades Ranilla
Comentarios