miércoles 18/5/22
Libros

Seres fascinantes capturados por el leonés Bartolomé

El autor actualiza en un libro el imaginario tradicional de la provincia
                      Nicolás Bartolomé publica ‘El imaginario tradicional leonés’. DL
Nicolás Bartolomé publica ‘El imaginario tradicional leonés’. DL

Si la lengua tradicional es patrimonio inmaterial, el imaginario de los pueblos es el cuento necesario, el relato, que dicen los cultos, que los define y dota de idiosincrasia. Desde la intelectualidad hace ya tiempo que Nicolás Bartolomé Pérez (León, 1971) pisa el suelo de lo popular y lo convierte en las señas de identidad de lo peculiar leonés. Vive en Asturias, pero Pajares no le impide el acto de reafirmación de su origen. Así ocurre en esta ocasión cuando Bartolomé lanza su nuevo libro El imaginario tradicional leonés: mitología, brujería y zoología fantástica en un reino milenario (Editorial Cultural Norte).

Este libro ofrece respuesta a muchas cuestiones sobre las creencias populares leonesas, y constituye una referencia imprescindible para comprender el misterioso y rico universo imaginario de la Región Leonesa, cuyos mitos, leyendas y ritos conforman un legado cultural fascinante.

Con Bartolomé Pérez no perder el hilo supone un viaje con retorno a lo más antiguo de esta provincia, porque en ese viaje hacia atrás, en realidad, a donde se acude es a los cimientos y la propia construcción del pueblo. Por eso, la lengua y la tradición leonesa son los fuertes de este jurista en Mieres pero leonés en todas partes. Y con esta publicación aborda la mitología que se hace única, por ejemplo, en un valle de Riaño con la Vieja del Monte, pero a la vez tan universal como el personaje similar y correspondiente que puede darse en cualquier país del Norte de Europa. En realidad, sobran los ejemplos porque si hay un territorio en el que la globalidad se manifieste a sus anchas ese es el de lo mitológico.

¿Seres fantásticos y leoneses?

Pues sí contesta a la pregunta que puede ser posible Nicolás Bartolomé, porque añade al conocimiento e investigación la pasión por su tierra. «Yo creo que los leoneses tenemos más salero del que creemos nosotros mismos. Tenemos muchas cosas para ver y que ofrecer, aunque a veces pasa que lo vemos con ojos cansados», asegura.

Como experto, en este libro que ahora publica, que supone una continuación ampliada a lo que constituían sus colaboraciones precisamente con Diario de León en torno a lo tradicional, Bartolomé Pérez remite a la poderosa costumbre oral de los pueblos leoneses.

«Hay una tradición oral importantísima, que se ha transmitido de padres a hijos, a generaciones que han ido prolongando esta existencia. En este libro, mi idea también es de transmisión, porque me interesa todo ese imaginario, lo legendario y lo mitológico y ofrecerlo desde un punto de vista divulgativo», relata.

Territorios vecinos

La mitología leonesa es un punto concreto pero que coincide con la vasca, la gallega, cántabra o asturiana. «Comparten elementos que son característicos de la zona norte de España. Esas profesiones de ánimas, mujeres fantásticas o gigantes, hilanderas... Sobre esos personajes, en realidad lo que se está construyendo también es el propio territorio. Y sí, León tiene su propia característica», explica. Y alude entonces a Julio Caro Baroja, erudito que se detuvo en esa idiosincrasia leonesa, y que la propia Concha Casado, auténtica eminencia en la materia, se hacía eco al escribir: «Escuché a don Julio una conferencia magistral que tituló En tomo a la Etnología leonesa: una síntesis clara de lo que pensaba y, en ocasiones, había escrito sobre la cultura tradicional de las comarcas leonesas. Nos descubrió y recordó con cariño a algunos de sus informantes leoneses, y en especial a aquella tertulia madrileña del viejo Café Varela donde se reunían comerciantes de la Maragatería, pescaderos y carniceros, que le contaron cosas de interés, fundamentalmente, decía él, para comprender algunos aspectos de ese mundo de las fiestas rituales de España». En definitiva, es sobre esa visión particular que al amplificarse explica conjuntos territoriales mucho más grandes, en lo que también pone el acento Nicolás Bartolomé Pérez.

Desde lo incógnito
«El hombre recurre a lo mitológico para aceptar lo incomprensible, para humanizar el paisaje»

«Lo curioso de cómo surgen los mitos es por qué se mantienen. Quedan en los pueblos porque hay ese conservadurismo de la gente. Esa vieja del monte que da el pan a los padres cuando vuelven de trabajar se convierte en una historia que oyen una y otra vez los niños», pone como ejemplo el divulgador.

Así surgen mitos en diferentes épocas de la Historia y parten también de la propia transformación de la misma, como pueden ser los mitos de moros. «El imaginario leonés tiene idiosincrasia propia, con las procesiones de ánimas, los trasgos...», enumera. Por qué recurre el hombre a esa imaginación es para Bartolomé debido a que «hace falta humanizar el paisaje para entenderlo, aceptar lo incomprensible. Entonces lo que se ve no son solo fuentes, cuevas, sino algo mágico. Y, por encima de todo, hay tesoros, que son los que encienden el sueño de la escasez». En fin, que ahí fuera hay un León mágico por disfrutar.

Seres fascinantes capturados por el leonés Bartolomé
Comentarios