domingo. 27.11.2022
Literatura

La ternura y la tragedia de vivir en la mina

‘Los niños de humo’, libro de la periodista asturiana Aitana Castaño, se presenta el próximo viernes en El Corte Inglés
Aitana Castaño junto a su libro ilustrado por Alfonso Zapico.DL

La Sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de León (sexta planta) acogerá a partir de las 20.00 horas del próximo viernes 24 de enero, la presentación del libro Los niños de humo, la obra de la periodista asturiana Aitana Castaño y de su paisano el ilustrador Alfonso Zapico, que consigue condensar en sus 120 páginas la idiosincrasia de las cuencas mineras del carbón y la forma de vida, ahora en vías de extinción, en estas comarcas de provincias como Asturias, León o Palencia.

Los niños de humo, editada por Pez de Plata, constituye una memoria sentimental sobre la minería del carbón, un libro intenso, crudo, trágico, pero también cargado de ese humor socarrón que caracteriza a los mineros, quizás como arma de defensa psicológica. A lo largo de 37 breves historias ilustradas con más de 70 hermosos dibujos de Zapico, Aitana Castaño consigue trasladar al lector a ese mundo en el que el tiempo lo mide la sirena del pozo, el turullu, que al igual que hacen las campanas en otros pueblos, marca las horas en forma de relevos y anuncia también las tragedias que se ocultan a cientos de metros bajo tierra. Sensaciones como la angustia del teléfono que suena de madrugada cuando el marido o el hijo está en la mina, mitos arraigados en las cuencas, retratos de personajes peculiares, la vida en los patios de vecinos de las colominas, historias de solidaridad, de lucha por la libertad y la dignidad, relatos épicos de rescates bajo el sagrado mandamiento minero de que nadie se queda nunca abajo, ni vivo ni muerto, de héroes como los miembros de las brigadas de salvamento, son algunas de las pinceladas con las que este hermoso libro consigue trasladar al pasado a quien un día vivió en ese mundo.

 

Dedica tres relatos al pozo Nicolasa, que en 1995 vivió el accidente que costó la vida a 14 mimeros

La autora consigue rememorar el mundo minero incluso a través del olfato, como es el caso del último cuento del que toma el título el libro: Los niños de humo, que hace referencia a que cuando los niños de las cuencas viajaban a la capital, todo el mundo sabía de dónde eran porque sus ropas olían al humo de las locomotoras, de las chimeneas o de los tubos de escape de las máquinas. La obra, en el bable sencillo que se habla en las cuencas mineras de Asturias y el norte de León, dedica tres de sus relatos al pozo Nicolasa de Mieres, la última gran mina de carbón en España y en la que en 1995 se vivió el penúltimo gran accidente del sector con 14 muertos por una explosión de grisú, el mismo gas que años después, el 28 de octubre de 2013, les costó la vida a seis mineros leoneses en el pozo Emilio del Valle de Llombera de Gordón.

La ternura y la tragedia de vivir en la mina
Comentarios