domingo 17/10/21
Balonmano | Liga Europea

El Ademar, obligado a remontar

BM Logroño 34 Abanca Ademar 30 Los de Cadenas pagan muy caro su irregularidad en defensa y se ven obligados a enjugar cuatro goles en contra el próximo martes en el Palacio
Jaime Fernández en una acción de ataque del Abanca Ademar. El extremo izquierdo, que arrastró molestias a lo largo del partido, anotó dos goles para los de Cadenas. BM LOGROÑO

Cuatro goles pueden ser un mundo... o nada. A esa segunda tesitura se agarra el Abanca Ademar para afrontar el partido de vuelta frente al BM Logroño en el que los leoneses buscarán, arropados por la afición, enjugar la derrota en el partido de ida de la fase previa de la Liga Europea (34-30), pulso en el que tras una primera parte irregular los de Cadenas recobraron el pulso para igualar hasta cinco goles en contra. Pero cuando las tenían todas consigo para incluso llevarse la victoria con el empate a 25 y posteriormente a 27, los errores ofensivos y alguna laguna en la zona de retaguardia lo echaron por tierra.

Al encuentro llegaban los dos equipos con una dinámica opuesta. Los leoneses con dos triunfos seguidos en la Liga Asobal y los locales con otras tantas derrotas. Pero Europa es otra cosa y cada partido también puede ser muy diferente al precedente. Además, el Abanca Ademar llegaba con tres bajas (Semedo, Boskos y Antonio Martínez) y con varios jugadores afectados de molestias físicas.

Pero para Cadenas eso era lo de menos. Lo importante pasaba por sacar un resultado positivo con el que afrontar la vuelta dentro de siete días en León de la mejor manera posible. Un reto que al final se ha complicado aunque para un plantel como el leonés que nunca se rinde la empresa más que presentarse complicada se erige en un aliciente más para demostrar el nivel en los momentos decisivos.

Con la referencia de Markelau en la portería y con una agresividad mayor a la de anteriores encuentros, el BM Logroño consiguió un resultado que no solo le redime del mal inicio, sino que le puede servir para dar un paso adelante en la temporada y seguir vivo en Europa.

El choque fue muy igualado, salvo en los finales de las dos mitades, en los que la actuación del brasileño Leo Dutra fue determinante para el equipo riojano y una pesadilla para las aspiraciones de los leoneses en este envite de ida de la Liga Europea.

El partido tuvo un inicio igualado y muy goleador por parte de ambos conjuntos, ya que en los primeros diez minutos de juego el marcador era de 8-6 a favor del BM Logroño. Además, la agresividad de los dos equipos y un criterio arbitral muy severo llevó a seis exclusiones en apenas doce minutos.

La seguridad en la portería del debutante Aliaksandr Markelau y los goles de Agustín Casado y Leo Dutra mantuvieron la renta para los locales ante un Abanca Ademar que trataba de equilibrar el partido, hasta que en la recta final del primer tiempo el equipo riojano se comportó como una máquina bien engrasada logrando poner tierra de por medio con los leoneses merced a los goles de Eduardo Cadarso, Ismael El Korchi y, de nuevo, Leo Dutra, para llegar al intermedio con cinco tantos de ventaja (20-15). La más relevante para los locales y tal vez algo excesiva vistos los merecimientos de unos y otros a lo largo de los 30 minutos de juego.

Tras el paso por vestuarios el Abanca Ademar redujo pronto distancia y se situó a dos goles (22-20) de los locales, que habían perdido su efectividad y que no eran capaces de neutralizar el ataque leonés comandado por Gonzalo Pérez o Nikolaos Liapis. En especial del primero que al final junto a VIrbauskas se convertía en el máximo anotador de los de Cadenas con seis tantos.

El Abanca Ademar logró el empate a 22 en el minuto nueve de la segunda mitad y a partir de ese momento la igualdad volvió a ser máxima, con dos defensas superadas de forma continua por los ataques. El marcador se movía para uno y otro aunque siempre con ventajas mínimas para los riojanos o empates como el que reflejaba el electrónico con el 25-25 y el 27-27. Hasta que a ocho minutos del final el lateral del BM Logroño Leo Dutra abrió una pequeña ventana con dos goles (31-28) y espoleó a su equipo para poner tierra de por medio y lograr una renta aceptable que tratará de hacer valer en la vuelta. Eso si se lo permite un Abanca Ademar que por su parte, se encomienda al valor extra que da la pista del Palacio para recuperar el terreno perdido.

El Ademar, obligado a remontar
Comentarios