miércoles. 28.09.2022
                      El ataque del Ademar fue más efectivo en el segundo parcial. F. OTERO
El ataque del Ademar fue más efectivo en el segundo parcial. F. OTERO

El Abanca Ademar tampoco pudo sumar su primer triunfo de la pretemporada. Tendrá que ser a la cuarta porque a la tercera el plantel leonés volvió a quedarse con la miel en los labios. Esta vez fue ante el Al-Ahly, el campeón egipcio y uno de los grandes equipos africanos, el que impidió a los de Cadenas salir airosos de un envite que se cerraba con empate a 30-30.

En un Palacio que abría por vez primera sus puertas a los leoneses en esta fase de preparación y con un viejo conocido en el banquillo del rival, Dani Gordo, el encuentro se le presentaba a los leoneses como un nuevo examen aunque esta vez condicionado por las bajas de Kim, Milosavljevic y Jozinovic a los que a los diez minutos se iba a unir uno de los hermanos Virbauskas, Zanas (un lance que puede tener cierta gravedad al afectar a una rodilla). A pesar de esa circunstancia y del potencial del rival, los leoneses se emplearon con notable solvencia en defensa y un más que aceptable acierto a la hora de ver la portería rival. Eso sí, a cada gol respondía el plantel egipcio que tenía en Faisl a su hombre más incisivo y el mayor peligro a la hora de defender.

Con empate a nueve se llegaba al minuto 20. Y ahí la dinámica de desarrollo del encuentro iba a variar. Un apagón en el suministro eléctrico que afectó también a parte de León obligó a parar el mano a mano deportivo. Y a cambiar el formato para pasar a tres tiempos de 20 minutos.

Fue precisamente en el segundo cuando el Abanca Ademar mostró su mejor versión para alcanzar rentas que se iban por encima de los dos goles y se situaron nada menos que en cinco con el 17-12. La victoria parecía abrirse camino aunque la reacción del Al-Ahly no se hizo esperar y con un parcial de 5-9 lograba comprimir el marcador al 22-21 con el que se cerró el segundo parcial.

Ya en el tercero y definitivo la igualdad volvía a hacerse presente. Eso sí, siempre con una ligera iniciativa de los de Manolo Cadenas respecto a los entrenados por el extécnico ademarista Dani Gordo.

Y ahí las ausencias pesaron algo aunque con la aportación ofensiva de Castro (8 goles) Boskos (6) y Antonio Martínez (5) el trayecto ademarista frente a su rival se mantuvo hasta el último suspiro. Mientras, el Al-Ahly intentaba jugar sus bazas con lanzamientos rápidos, pero los leoneses respondían también con acciones efectivas para cerrarse el encuentro con un empate a 30 que bien pudo decantarse con una victoria a favor de los de Cadenas que después de medirse en lo que va de pretemporada al Sporting de Portugal, Atlético Valladolid y Al-Ahly contabilizan dos empates y una derrota. La victoria por ahora en esta fase deberá esperar a otro envite.

El Ademar progresa, pero no gana
Comentarios