sábado 28/5/22

Una encerrona. Eso es lo que había preparado el BM Benidorm durante toda la semana previa a enfrentarse al Abanca Ademar. Encerrona deportiva, porque los de Fernando Latorre querían morder a un rival herido y también en las gradas, que presentaron un aspecto increíble gracias, en gran medida, a las acciones emprendidas por los alicantinos para atraer más que nunca a sus aficionados. Y es que un triunfo como el que lograron ayer ante los leoneses les deja ya con pie y medio en ese cuarto puesto que da acceso a la Liga Europea de Balonmano la próxima temporada. Una competición que sin embargo no disputará el Ademar.

La afición del Benidorm abarrotó las gradas
Comentarios