jueves. 08.12.2022
Fútbol | Segunda

En busca de un segundo para Bolo

Julio Álvarez deja la Deportiva y ésta sondea el mercado para hacerse con un recambio El primer día de la campaña de socios resulta exitoso y las colas fueron la constante
JON ANDONI PÉREZ BOLO, ENTRENDOR DE LA DEPORTIVA PONFERRADINA . SABRINA
Jon Andoni Pérez 'Bolo' . SABRINA

La Deportiva tendrá que buscarle un ayudante a Bolo de nuevo. Julio Álvarez no continuará en la disciplina blanquiazul de cara a la próxima temporada. Motivos familiares hacen que Julio deje la entidad un año después de haber llegado.

El hispano-venezolano confirmó su marcha e hizo balance de la temporada en Ser Deportivos: «He terminado una etapa muy bonita y muy bien. Estoy muy agradecido a la gente, a El Bierzo y al club. Me ha sorprendido mucho la zona y he estado muy bien. Ha sido una temporada extraña por la pandemia.

El 2020 ha cambiado la historia de la humanidad. En lo deportivo, seguro que la recta final puede servir de aprendizaje y ver que nunca se puede dar nada por hecho hasta el final. Yo le pondría un notable a la temporada porque se cumplió el objetivo y en fases de la temporada se ilusionó a la gente con algo más.

Quizá sin el parón el equipo hubiera sido más potente por los números de casa y porque juagdores como Yuri y Sielva estaban muy bien cuando se paró la Liga. El golpe psicológico de Riazor también afectó. Pero las cosas hay que verlas con la perspectiva de toda la temporada, en la jornada 42. El secreto de aquí es ser una familia porque en muchas otras cosas la Deportiva juega en inferioridad. Pero no por ello hay que desechar la idea de ser competitivo y ambicioso».

Si el año anterior fue Cali Trueba el segundo entrenador que no seguía como blanquiazul, en esta ocasión es Julio Álvarez.

Al margen de hacerlo personalmente, Bolo se despedía de Julio con una cariñosa foto en las redes sociales y este mensaje: «Hace 20 años que el fútbol nos unió y este año lo volvió a hacer en el banquillo. Muchas gracias por todo, amigo».

Goteo incesante

El primer día de la campaña de socios de la SD Ponferradina evidenció que la gente tiene ganas de fútbol y de ver a su equipo, aunque a día de hoy está en el aire el hecho de cuándo se podrá acceder a los recintos deportivos, si bien hace unos días la Junta de Castilla y León publicaba que con el inicio de la próxima campaña ya habría gente en los mismos. Los rebrotes de coronavirus preocupan a los clubes y a la LFP incluso hasta el punto de temer por el inicio de la competición en la fecha planteada (12 de septiembre).

En la jornada de ayer se abrían las oficinas de El Toralín por primer día para poner en marcha la campaña de socios. Desde antes de que se comenzase a atender al público ya había gente haciendo cola. La cola se repitió durante toda la mañana hasta que se cerraron las oficinas. Otros pasaron a mirar y prefirieron dar la vuelta para volver en un momento en el que no tuviesen que esperar.

Los ventajosos precios del club para las renovaciones y el regalo de una camiseta conmemorativa como reconocimiento a los colectivos que han luchado en primera línea contra el coronavirus animaron a los socios desde el primer día.

Sin contar los socios que tienen domiciliado el pago en el banco, que constituyen un amplio número, ayer hubo más de 225 operaciones.

En busca de un segundo para Bolo
Comentarios