domingo. 26.06.2022
Juegos de Tokio | Tenis

Carreño se cuelga el bronce

El tenista español desquicia a Djokovic 6-3, 6-7 y 6-3 y suma la quinta medalla española en los Juegos Zverev y Khachanov luchan hoy por el oro
Pablo Carreño se impuso a Djokovic en la lucha por la medalla de bronce. RUNGROJ YONGRIT

Pablo Carreño ha conquistado un bronce en Tokio que le sabe a oro, logrado tras superar al invencible Djokovic, que llegó muy cansado al duelo y terminó desquiciado (6-3, 6-7 y 6-3). Triunfo que ya ocupa un lugar principal en la carrera del asturiano, que por fin alcanza un éxito gigante. Medalla olímpica que salva el honor del tenis español en Tokio y que premia el periplo deportivo del asturiano, siempre tan cerca de los títulos y, a la vez, siempre tan lejos.

Hacía un calor insoportable en la pista central, cuyo cemento ardía en plena sobremesa tokiota. Era quizá el día más tórrido en los Juegos y eso, visto lo visto en los anteriores, era mucho. Daban ganas de muchas cosas menos de salir a jugar al tenis. Pero había un bronce en juego y no era cuestión de quedarse en el hotel. Le hubiera gustado a Djokovic, incómodo desde el minuto uno. Como si el duelo le molestara. Como si aún resonaran en su cabeza las dos derrotas del día anterior.

Con la mente en otro sitio

Una, ante Zverev, que le privó de disputar el oro olímpico; la otra, en el dobles mixto, que le dejó fundido para el choque ante Carreño. Se le notó desde el principio, con gestos continuos que delataban que no estaba cómodo el número uno. Tampoco entró bien en el partido el español, que solo se creció cuando vio que su rival no era el de otras tardes. Había que aprovechar la oportunidad y lo hizo Carreño, mucho más certero en el saque que en semifinales. Solo con eso le daba para mantener igualado el choque, aunque aún le quedaba dar un paso adelante.

Hacer sufrir a Nole con su saque, algo que ocurrió en el quinto juego. Un ‘break’ en blanco que evidenciaba el desequilibrio existente a esas alturas en el partido.

Al límite

En la parte final la decepción no derrumbó esta vez a Carreño, cuya mente estaba despejada. Lo pasó mal en el primer juego del tercer set, en el que tuvo que levantar una bola de ‘break’ para ponerse por delante. Un juego sufrido y trabajado que tuvo tan cerca Djokovic, que tras verse privado de él lanzó su raqueta al segundo anfiteatro de la central. Si el lanzamiento de raqueta fuera deporte olímpico, sí que habría sido medalla. Pero el español, tras varias ventajas en el quinto se hizo con la medalla de bronce que le entregarán hoy tras la final entre Zverev y Khachanov.

Carreño se cuelga el bronce
Comentarios